jueves, 26 de octubre de 2017

Cinco errores que hacen que nunca llegues a quincena

“Si tu quincena fuera una canción, ¿cuál sería?”, fue el texto que apareció en el muro de Facebook de un amigo cercano. “Adiós amor”, “Triste”, “Si no te hubieras ido”, “Sombras nada más”, son algunas de las ingeniosas respuestas que pronto aparecieron.

Como broma puede pasar, pero de fondo evidencia un hueco formativo en nuestra cultura, porque para el mexicano promedio, lo “normal” es no llegar a la quincena, no ahorrar y no invertir.

Hablamos con algunos expertos para saber los principales errores que cometemos y que nos mantienen en la lona, siempre brujas, siempre a una quincena de la catástrofe.


LA CULPA ES DEL OTRO.

Mariana Padilla, autora de El Producto No Importa, y experta en finanzas personales, afirma que el principal problema es conceptual, no operativo. “Dejamos que otros tomen control de nuestras finanzas. Ya sea nuestra empresa, nuestra afore, el gobierno o un supuesto asesor, y les entregamos las llaves de nuestro futuro”.


LA IDEA DEL MILLÓN.

Harv T. Ecker, autor de La Mente Millonaria y otros bestsellers, nos recuerda que nadie puede hacerse rico con su sueldo, porque los sueldos siempre tienen techo: cambiamos tiempo por dinero, y el día tiene 24 horas, así que no podemos ganar más aunque trabajemos más.

Las personas que logran romper el techo son aquellas que consiguen establecer un sistema de negocios o inversiones que trabajan y crecen sin estar limitadas por el tiempo. “Si vendes plumas y un cliente te pide un millón de plumas, entonces tendrás tu primer millón. No hay techo. Pero si eres dentista y te aparecen un millón de clientes, no podrás atenderlos: tu tiempo es tu limite”.


ESA HORROROSA PALABRA QUE SE LLAMA PRESUPUESTO.

Darren Weeks, autor de El Arte de Recaudar Capital, en su última visita a México afirmó que en México estamos siempre temerosos a los fantasmas de la crisis porque carecemos de un sistema de educación financiera desde la edad preescolar.

La inmensa mayoría de los adultos mexicanos no saben hacer un presupuesto, ni mucho menos ponerlo a trabajar. “Un presupuesto -cito a Zig Ziglar- es la manera de decir a nuestro dinero a dónde ir, en vez de preguntarnos ¿a dónde se fue?”


COMPRAR MANZANAS.

Robert T. Kiyosaki es quizás el autor de finanzas personales más relevante de las últimas décadas. Su libro Padre Rico, Padre Pobre ha roto todos los récords de ventas y se ha posicionado como un ícono cultural. Él afirma que el primer error de los pobres es comprar con sus ingresos las cosas que desean tener.

El dinero es como un árbol que da atractivos frutos: autos, casas, viajes, ropa y todo lo que necesitamos. Los ricos siembran el árbol y los pobres compran las manzanas. Un rico que gana mil pesos los invertirá en comprar una semilla -un negocio o inversión- y hacer crecer el árbol que, eventualmente, le dará todas las manzanas que quiera. Un pobre que gana mil pesos compra manzanas: coches, casas y cosas que cree que son señal de riqueza.


UNA SOLA CANASTA PARA UN SOLO HUEVO.

Dave Ramsey, autor de Total Money Makeover, y otros éxitos, asegura que tener un trabajo y un sueldo, por más seguros que parezcan, es lo mismo que tener un solo huevo en una sola canasta. Cuando pierdes el trabajo, estás en la calle. Su propuesta es diversificar tanto los ingresos como las inversiones.

*Francisco es autor de El Reto Millennial, y otros títulos. El 9 y 10 de diciembre compartirá escenario en Puebla con Mariana Padilla, Robert Kiyosaki, Darren Weeks y otros expertos sobre finanzas personales.

Info aquí: http://franciscogp.recordcashflow.com/ Fiel seguidor de la Máquina Cementera del Cruz Azul. @franciscogpr

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search