Instagram Widget

header ads

La ciudad que nunca duerme



"Si la sabes hacer aquí, la puedes hacer donde sea". 

Hay algo mágico en la Gran Manzana; no sabemos si son los rascacielos, la diversidad cultural, las luces, los barrios, los restaurantes, los teatros, la gente, la atmósfera, lo que olvidamos o todo junto, pero Nueva York es una ciudad cautivadora, fascinante y necesaria en tu plan de viajes.

No importa si ya la has visitado antes, la urbe neoyorquina nunca es la misma, no sólo por su constante transformación (siempre verás un grande edificio cubierto en una lona gigante rodeada en andamios) sino porque muchas de las tendencias nacientes en el mundo, vienen precisamente de esta ciudad.

Hay cientos de cosas que puedes hacer dentro de esta ciudad, nos sería imposible detallarte cada una de ellas, pero si quieres algunas recomendaciones, podemos darte algunas:

1 Picnic en Central Park



Central Park no es cualquier parque, es una extensión gigante en la que encontrarás juegos, canchas, claros, zonas arboladas, paseos, explanadas, y gente, sobretodo mucha gente. Si quieres disfrutarlo, no podrás recorrerlo en un sólo día, pero procura encontrar un espacio para que puedas llevar un mantel, tu comida y te relajes en un excelente día de campo en el lugar más relajado de la urbe.

2 Subir al metro




Ir a Nueva York y no viajar en metro es como si no hubieras ido en lo absoluto. Pero no es sólo bajar a una estación y mirar como espectador la atmósfera. Tienes que hacer por lo menos un viaje de ida y vuelta para obtener la experiencia, sólo un consejo: no mires fijamente a nadie.

3 La clásica selfie en Times Square




Todos dicen odiar los clichés, pero la mayoría caen en ellos. No existe un rincón más representativo de la unión de la sofisticación, la tecnología, la tradición y el marketing desenfrenado de nuestros días que Times Square.

4 Paseo nocturno en el río Hudson



Dar la vuelta a la parte sur de la isla por la noche es simplemente una experiencia que se disfruta mejor en pareja.

5 Caminar el puente de Brooklyn



Comprar un pretzel o un helado en el parque de City Hall para acompañar el trayecto que harás con ciclistas y otros peatones para llegar hasta el otro lado del río, donde te esperan las fabulosas pizzas de Grimaldi es una de las experiencias gratuitas que no te puedes perder.

6 Subir a la punta de algún rascacielos



Mirar la ciudad de los rascacielos desde la punta de uno de ellos, donde el aire frío pega más fuerte, es una experiencia que se torna más interesante mientras se acerca la noche.

7 Caminar el High Line



Una vieja vía ferrea, transformada en un paseo entre edificios, naturaleza, increíbles snacks y espacios para relajarse mientras te sientas o acuestas al sol, es una de las atracciones principales de la isla, en la zona de Chelsea.

Hay millones de cosas que hacer en Nueva York, y no exageramos, lo mejor es que escojas lo que escojas, no te equivocarás, ¡todo es fascinante!

GDLPost