Instagram Widget

header ads

Ladrón de casas arrestado por Facebook

Nicholas Wig de 26 años cuidó cada detalle para poder entrar en un hogar de St. Paul Minnesota cuando sus habitantes no se encontraran en casa, sin embargo, parece no haber considerado los detalles más importantes para no dejar rastro.

Wig fue hallado culpable de robo, y ha sido condenado a 10 años de prisión tras haberse delatado a sí mismo dejando su sesión de Facebook abierta en la computadora de la casa que robó.

Por si eso no fuera suficiente, Nicholas Wig también dejó la ropa que vestía en el momento del robo, ya que decidió cambiarla por algunas prendas y zapatos de los dueños de la casa atracada.

Dicen que para tonto no se estudia... pero tal vez para ser ladrón sí se necesita un poco de cerebro.

GDLPost