Instagram Widget

header ads

No sólo cuentes calorías


Muchos creen que mirar, analizar y contar las calorías que tiene un producto o alimento es lo más importante para guardar la línea, sin embargo, las calorías apenas nos dejan ver la cantidad de energía que una comida dará a tu cuerpo, sin embargo, no te dice la calidad de esa energía. 

Para ello es importante observar la densidad nutricional que tiene determinado alimento, lo que se traduce en lo que realmente aprovechará tu cuerpo y usará literalmente como combustible. Esto sólo es posible si aprendemos a leer e interpretar las etiquetas de cada producto.

¿Qué tenemos que mirar cuando vemos una etiqueta?
Una etiqueta correcta nos informará sobre la fecha de caducidad, la forma de conservación y el tamaño de la porción que debemos consumir. Pero además, es clave la información sobre los principios nutritivos: la cantidad de grasas que contiene el alimento, si son saludables o no; la calidad y la cantidad de hidratos de carbono; los aportes de fibras ; la cantidad de proteínas; el nivel de sodio y cuántas vitaminas y minerales aportan.

Tirando mitos

Comparemos las tablas nutricionales correspondientes a dos alimentos reducidos en calorías o diet. Por un lado, un yogur parcialmente descremado (un frasco de 175 gramos) y, por el otro, un pastelillo de cajeta cubierto de chocolate y relleno sabor a limón.


Estos dos productos que seleccionamos son los que habitualmente se consumen como snack o colación. Lo que observamos de la lectura de las tablas nutricionales es que ambos son reducidos en calorías y que, prácticamente, aportan la misma cantidad (95 kcal el yogur y 99 kcal el alfajor de arroz). 

Pero esto es lo único que tienen en común, ya que uno resultará nutritivo para ti y el otro no, ¿adivina cuál es cual?

GDLPost