Instagram Widget

header ads

Los 10 mandamientos de un labial

Los 10 mandamientos de un labial



La mundialmente connotada revista Allure, lanzó hace ya un tiempo, estas diez “reglas” para usar bien los labiales y sacarle el máximo partido a nuestros labios.
1- Tus labios deben estar perfectamente limpios antes de maquillarlos. Utiliza siempre un producto suave.
2- Evita mucho brillo, ya que el efecto de tanto destello genera el efecto de un look “barato”, es mejor inclinarse por labiales de textura cremosa. El destello de brillo que se genera sobre el labial debe provenir de los agentes hidratantes de la fórmula, no de pigmentos metalizados.
3- Encuentra el brillo correcto. Cuando escojas brillos, es recomendable basarse en el color natural de tus labios. Las mujeres de labios pálidos, se ven mejor con brillos en tonalidades cereza o coral. Mientras que para los labios naturalmente rojizos, es preferible tonalidades naranja, rosados o arándano, y para los labios oscuros, rojo ladrillo y borgoña.
4- Usar tonos nude está muy de moda, si te gustan y quieres utilizarlos, asegúrate de escoger los correctos. Escoge aquellos que son ligeramente más claros o más oscuros que tu tono de piel. No vayas más de dos tonos arriba o dos tonos abajo.
5- Evita el efecto Vampiro. Los tonos azules o negros que son demasiado oscuros, son muy duros, envejecen e incluso asustan un poco. si te gustan las tonalidades oscuras, inclínate por aquellas de la gama de los berries.

6- No te obligues a usar delineador. Si bien se ha puesto de moda, si no te gustan no te presiones a usarlos. Hoy en día los labiales no se corren, por lo tanto no es un paso necesario. Pero si tan solo quieres destacar el arco de cupido de tus labios, usa un lápiz que combine con tu tono de labios, no de labial.
7- Suaviza los bordes de tus labios. La aplicación cuidadosa del producto se ve siempre bien cuando se trata de labiales, no obstante, la precisión casi clínica no se ve bien, restando naturalidad. Preocúpate siempre de suavizar levemente los bordes.
8- Comienza desde el centro. Al aplicar el labial siempre comienza por el centro, y luego ve hacia las esquinas. Nunca comiences al revés, de lo contrario, tu look se verá caricaturesco.
9- Evita repasar el labial. De este modo te cuidarás de que el color se vea pesado. Aplica el labial directamente sobre el labio inferior, luego presiona los labios para traspasar el labial al labio superior, utiliza el dedo para distribuir el color.

10- Para extra-duración. Aplica el labial, y luego con la ayuda de un pañuelito presiona contra él suavemente tus labios, así crearás una base de color. Aplica la segunda capa, que proporcionará brillo y cobertura.

GDLPost