viernes, 26 de enero de 2018

10 riesgos para tu imagen profesional

A pesar de lo que muchas personas opinan –quizá para justificarse- es que la imagen ejecutiva es casi tan importante como los conocimientos con los que se cuenta para desempeñar una labor o trabajo.



Hoy día, son los ejecutivos quienes representan a la empresa ante diversos públicos, y cuando se descuidan aspectos que tienen que ver con la imagen que proyectamos, entonces las cosas pueden complicarse.

En esta ocasión te daré algunas recomendaciones para proyectar siempre una imagen ejecutiva exitosa. Dependerá de ti valorarlas o menospreciarlas.

1. Mala ortografía

Es increíble que en plena "era digital" y con todos los avances tecnológicos a nuestro alcance, la ortografía siga siendo descuidada por muchísimos ejecutivos.  Si tu ortografía es mala -o "medio mala"- te voy a recomendar que leas con más frecuencia y/o que tomes un curso de ortografía básico que te permita mejorar tu imagen escrita, sobre todo si tú eres responsable de redactar los comunicados de tu jefe.

2. Zapatos maltratados

Que bien que planches todas y cada una de tus camisas o blusas, que tu ropa no tenga mancha alguna, pero ¿y los zapatos? A muchas personas se les olvida atender su calzado, de modo que este presenta raspaduras o desgaste muy visible, lo cual es inaceptable dentro del mundo ejecutivo. Recomiendo que tengas a la mano un “lustrador” en tu escritorio para darle una limpiadita, sin descuidar asistir al bolero.

3. Equipaje

Cuando salimos de viaje, nuestras maletas comunican nuestra imagen. Un ejecutivo, - al menos quien se jacta de serlo- carga sólo con lo indispensable y lo hace de manera práctica y eficiente, sin bultos, bolsas o cajas mal amarradas, empacar “por si acaso” no es una variable a considerar. Consigue una maleta tamaño cabina que te permita mover de forma más ágil y no tener que documentar, lo que no quepa en esa maleta, no es indispensable.

4. Malos modales.

Los Buenos modales no se han jubilado, ni se fueron de vacaciones, tomar en cuenta el espacio vital de los demás siempre se agradece; el uso de palabras como perdón, por favor y gracias siempre son bienvenidas en cualquier parte – aunque parezca que a muchas personas les da lo mismo rodearse que brincarse, por favor tú no lo hagas- No hacer ruidos al comer o beber, así como no dejar basura en lugares públicos son elementos básicos de una buena educación.

5. Gritarle a los demás.

Regañar a una persona frente a los demás, es ya de por sí muy malo para una imagen ejecutiva; pero gritar, insultar y humillar a la persona es algo que en automático generará una etiqueta negativa en la persona que lo hace. Si hay que reprender a algún colaborador, hagámoslo en privado y sin perder los estribos, son colaboradores, o compañeros de trabajo, no tus esclavos.


6. Meterte en chismes

Las relaciones personales son una cuestión natural en el ser humano, somos gregarios por naturaleza; sin embargo, algunas personas tienen la mala costumbre de hablar mal de los demás e inventar suposiciones, dar opiniones sesgadas sobre hechos o personas dentro de las organizaciones, es decir, viles chismes. No lo hagas, mejor mantente alejado de este tipo de situaciones, sin dejar de mencionar que será lo más sano para proteger tu reputación.

7. Presumir tus conquistas

La discreción es una de las mejores formas de ser elegante, tratándose de conquistas o relaciones amorosas lo mejor es no contarlo a los cuatro vientos, sé reservado, sobre todo considerando el mundo digital en que vivimos y el riesgo que corres de generar una mala impresión de tu persona. Aprende a ser un caballero o una dama.

8. Mal aliento

Ni siquiera tendría que hablar de este asunto, pero si no quieres dar de que hablar o ser rechazado del espacio vital de las personas, una mentita y una higiene bucal adecuada, serán tus mejores aliados, sobre todo después de fumar o tomar alimentos.

9. Cutis grasoso

Hay personas cuyo cutis tiende a ser grasoso, y ese brillo que se manifiesta en el rostro refleja descuido, suciedad o simple sudor. Si eres mujer, es necesario que retoques tu base de maquillaje de forma natural –evita las plastas-. Para el caso de los hombres, refrescar tu cara de vez en cuando te ayudará a mitigar el problema, hazlo siempre antes de entrar a una cita importante.

10. Mala memoria


El mundo profesional de hoy es muy acelerado y cuando creímos que los adelantos tecnológicos nos facilitarían la vida, la realidad es que cada vez nos esclavizan más, son tantas las cosas que giran en nuestra cabeza que apostarle a nuestra memoria puede ser un riesgo. Siempre será mejor llevar una agenda para recordar, esa cita importante, enviar la cotización a determinada hora, el cumpleaños de nuestro colaborador, etc.


Espero que te sean de utilidad estas recomendaciones.


Juan Pablo Altamirano
Es especialista en Mkt Digital & Redes Sociales para Negocios, Entrepreneur, Consultor en Imagen, Profesor Universitario desde hace 20 años, Publicista por más de 15 años.  Pasión: Ayudar a personas a empresarios a llevar su negocio o proyecto al siguiente nivel.

https://www.facebook.com/Marketing.Digital.Y.Ventas.Juan.Pablo.Altamirano/

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search