jueves, 15 de marzo de 2018

Por quién NO VOTAR o por quien sí




En medio del lodazal que –iba a decir sugieren, pero no- generan las próximas elecciones presidenciales, bien vale la pena considerar el posicionamiento de los tres punteros en las dichosas encuestas más allá de filias y fobias partidistas y hacer un análisis quizá desde una óptica diferente, el porqué la gente NO votaría por ellos.

Tenemos a tres punteros prácticamente listos para iniciar campaña (de manera oficial) durante el periodo de vacaciones y a dos suspirantes “independientes” –lo que sea que eso signifique- que están buscando posicionarse entre el electorado, aunque bien debería decir entre los indecisos.

Traigo la palabra indecisos a colación debido a que son justamente ellos quienes definirán la elección, sí ya sé que durante años hemos escuchado lo mismo, sin embargo hay que tomar en cuenta algunas cuestiones, en torno a los negativos de los candidatos, y la manera en que se han posicionado.

El Mesías
Este personaje cumplirá prácticamente la mayoría de edad (en campaña) antes del 1 de julio, (si consideran su periodo como Jefe de Gobierno de la hoy #CDMX) tiene a los defensores más bravos de los que Yo tenga memoria.  La gente que ya decidió NO VOTAR POR ÉL, lo hará con base en el Miedo, o debiera decir terror, de que “el salvador” nos convierta en Venezuela o Cuba.  Aunado al perdón y amnistía que ha ido otorgando como si de las aguas del río Jordán se tratase.

El Profe
El candidato por parte del partido en el Gobierno, quien por cierto no pertenece a los unos, pero sí a los otros ¿o es a aquellos?, y que cuenta con el apoyo de diversos intelectuales, opinólogos, grupos de empresarios, y anexas, tiene como principales atributos; su preparación académica, títulos nobiliarios y experiencia como funcionario publico (de ahí lo del “profe”).  Pero no un posicionamiento como tal, se debate en la incongruencia de pretender ser agresivo para criticar a sus adversarios (donde se le percibe incómodo, muy incómodo) y muy dócil o esquivo con sus correligionarios de partido, acusados de corrupción.

El haber sido secretario en dos administraciones federales de diferente color fue bien visto cuando su destape.  Las personas que ya decidieron NO VOTAR POR ÉL, lo harán con base en el odio acumulado tras el fallido slogan del “nuevo PRI” que Moreiras, Duartes, Borges y compañía cultivaron en los años recientes.

El Joven
Este peculiar personaje viene de una historia de traición a los suyos, digna de una temporada completa al estilo “Game of Thrones” o “House of Cards”, bajo la plataforma de BLIM (hay que cuidar las proporciones), en donde queda claro que el poder no se otorga, se usurpa. 

Este candidato no ha logrado desmarcarse de las acusaciones de corrupción que lo ligan a una compra fraudulenta de un terreno que resultó en un negocio millonario, sólo se ha dedicado a refugiarse en el plan de víctima (¿Se acuerdan de Labastida?) acusando al Gobierno Federal de una persecución política, -cuando fue acusado de darse vida de magnate con sus viajes a Atlanta, se defendió como gato bocarriba-.

Pero es justamente este personaje quien goza de los menores negativos en términos de percepción pública y en comparación con los otros dos personajes, se desliza hábilmente por la libre y es quien, en un “pos chin Marín”, el día de la elección pudiera darle una sorpresa a todos, digo pudiera, porque en el México Mágico donde vivimos, bien puede ocurrir cualquier cosa.

Lo paradójico de este asunto es la gran cantidad de personas que ya definieron por quien NO VAN A VOTAR, pero siguen sin definir por quien SÍ van a votar.  La moneda está en el aire, el futuro de esta gran nación dentro de una tómbola que reparte enfermedades contagiosas y donde esperamos que lo que nos toque, sea tan solo una gripita y poder curarla con dos mejoralitos. 

El número de indecisos, que de acuerdo a los sondeos más recientes, representa entre el 15%-18% del electorado, son quienes inclinarán la balanza en pos de uno de estos tres personajes, esto, si es que no pasa nada extraordinario que modifique el escenario electoral en los pocos más de 100 días que restan para el 1 de Julio.

Las esperanzas de que todo mejore, esas se las dejo a usted, estimado lector.

Juan Pablo Altamirano

Es especialista en Mkt Digital & Redes Sociales para Negocios, Entrepreneur, Consultor en Imagen, Profesor Universitario desde hace 20 años, Publicista por más de 15 años. Su Pasión es Ayudar a personas a empresarios a llevar su negocio o proyecto al siguiente nivel.




Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search