jueves, 7 de junio de 2018

Cuatro maneras efectivas de combatir el calor sin gastar mucho

Cuando el termómetro llega a los 40° uno es capaz de lo que sea por refrescarse, pero la verdad es que muchas veces fracasamos en el intento porque no sabemos exactamente lo que debemos hacer o cómo hacerlo.

Pelear contra la temperatura es algo complicado, pero no imposible, queremos compartirte cuatro maneras efectivas de hacerlo:

1- Compresas frías en el cuello y la cara

Muy simple y fácil de hacer: puede ser una toalla mojada, un gel o cubos de hielo recubiertos en alguna tela o incluso una botella congelada. Se recomienda ir rotando la aplicación entre la nuca y la cara: poner algo frío en la parte trasera del cuello engaña al hipotálamo, nuestro termómetro interior, y ayudar a bajar la temperatura corporal de a poco. No es bueno meter la cabeza de golpe en agua demasiado fría, porque el descenso brusco de la temperatura es perjudicial y puede producir mareos.

2- Agua con menta y jengibre

Hidratarse siempre es fundamental. Pero se pueden incorporar algunos ingredientes a la jarra de agua para que sea más efectiva contra el calor. Una posibilidad es hervir hojas de menta en medio litro de agua durante cinco minutos. Dejarla enfriar y meter en la heladera hasta que se refresque. Antes de tomarla, agregarle hielo y jenjibre rallado. Un vasito y te olvidarás (por lo menos un rato) de los 38 grados que marca el termómetro. También se le puede poner limón y pepino. ¿Otra? Té verde helado. Un remedio africano que definitivamente funciona en Guadalajara.
3- Licuado con frutas hidratantes


Tomar un licuado puede sentirse como la salvación en el verano: fresco, frutal, fácil de hacer. Pero, algunas frutas resultan más hidratantes que otras y, por eso, ideales para combatir el calor. Las ciruelas, los frutos rojos (en cualquier verdulería venden arándanos, frutillas o cerezas), el mango (está difícil en estas latitudes), el kiwi, el ananá (no el de lata), el melón y la sandía son ideales. Meter en la licuadora con agua (nada de leche) y algunos hielos… santo remedio. Si no tenés luz para operar la licuadora, comé alguna de esas frutas.

4- Mete las plantas del balcón y la cochera



Puede sonar un poco raro o incómodo, pero aquello de que las plantas ayudan a oxigenar la casa es totalmente cierto. Entonces, de noche, mete el ficus que tienes en el balcón y déjalo en algún lugar común de la casa. Puede ayudar a refrescar el ambiente. También como dicen las mamás: mantén la casa ventilada y lo más oscura que puedas, y evita el uso de productos eléctricos que generen calor, como dejar la compu encendida, por ejemplo.


Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search