lunes, 9 de julio de 2018

El error de Kumamoto

Muchas voces se han levantado después del resultado electoral que marginó al candidato ciudadano Pedro Kumamoto de sus aspiraciones para acceder al senado desde la vía independiente, quedando por debajo de la alianza "Por México al Frente" y "Juntos haremos historia".



Sin duda, para quienes se han identificado con el proyecto del joven tapatío, el resultado representa una victoria del partidismo sobre la democracia, y es concebida como un contundente fracaso del electorado en su búsqueda por un cambio real en la gestión de la política en nuestro entorno.

Sin embargo, el conteo final de votos denuncia un fenómeno que sus contrincantes triunfadores aprendieron muy bien en las elecciones de hace seis años y que supieron revertir muy bien en este proceso, situación que les aseguró la victoria en el estado, la mayoría de los municipios, y por supuesto, las dos plazas que se llevó Movimiento Ciudadano en coalición para la próxima legislatura. 

Enrique Alfaro, en su anterior búsqueda por la gubernatura, obtuvo resultados avasalladores en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), superando ampliamente al que fuera su rival, Aristóteles Sandoval, quien al final se quedó con el cargo por un factor determinante en el esquema electoral de nuestro estado: la operación en los distritos circunvecinos.

Si bien las preferencias en los distritos que quedan envueltos en la mancha urbana son un buen termómetro para conocer los efectos que propuestas, declaraciones, y eventos causan en el colectivo, hemos sido testigos de que los resultados fuera de los municipios que se integran a la capital del estado, son determinantes para obtener la elección.

Clemente Castañeda y Verónica Delgadillo de Movimiento Ciudadano (MC) lo sabían, y además de una emprender una campaña exitosa, alegre y constante, aderezada por un "Efecto Alfaro" aún vigente, supieron operar el resto de Jalisco para asegurarse la victoria, que al final vieron reflejada en las urnas, dejando en el camino a Kumamoto, a quien también María Antonia Cárdenas de Morena rebasó por la derecha, mayormente beneficiada por otro "efecto", en este caso, el del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

El candidato "del arbolito" superó a los senadores electos en los dos distritos enmarcados en el municipio de Zapopan, en uno de Guadalajara, quedando apenas detrás por un leve 2% en otro de los distritos tapatíos. Kumamoto también se llevó el 29% de los votos emitidos desde el extranjero.

Tonalá fue el territorio del AMG más hostil con el proyecto independiente, donde "Kuma" se llevó apenas el 13%, por un contundente 37% por parte de MC.

De este modo, el detonante de la victoria radicó nuevamente en los resultados de la votación en el resto de los distritos, donde están incluídos Puerto Vallarta, Autlán, Ciudad Guzmán y otras entidades de relevancia en el estado y que a la vista de los resultados obtenidos en dos elecciones diferentes, en dos cargos de distinta índole, pero de relevancia estatal, no se debe subestimar el voto foráneo.

Tal vez, calificar a este fenómeno como "error" puede ser severo; al final, la capacidad de operación de un movimiento político es muy distinta y mucho más limitada que la de un partido.

La experiencia, factor que otros llaman "colmillo", y la ración presupuestal juegan un papel importante, situación que se acrecenta cuando se revisa la interacción entre campañas de los candidatos de un partido, a los que el "na-na-na" terminó favoreciendo en términos de popularidad.

Sin duda no es lo último que escucharemos de Kumamoto, así lo ha precisado él mismo. Este tropezón se quedará en el camino como una piedra de la que habrá que levantarse, sacudirse el polvo y seguir la marcha.

Orson Ge
Twitter: @Orsonjpg

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search