miércoles, 22 de julio de 2020

La mentada ciclovía


Video Columna  https://youtu.be/RLm6spbL2bU


Pocos temas han dividido tanto a los tapatíos como la tan mencionada y recientemente retomada ciclovía, un tema que de nuevo no tiene nada, pero que cada que re-surge genera un encono social en algunas colonias al poniente de la ciudad, como es el caso del municipio de Zapopan en semanas recientes.  

Si está bien o está mal, si estorba o beneficia, eso sería muy subjetivo y un análisis muy simplista, vayamos en todo caso a la forma, que es donde se genera el problema y en donde independientemente del color de la administración, siguen sin entrarle al problema de fondo.  Un transporte público integral.

Una ciclovía es buena, porque provee movilidad alternativa para los amigos del medio ambiente, reduce la huella de carbono y ayuda al famoso “tejido social” permite pues, entre otras cosas, vivir la ciudad de manera más amable.

Sin embargo invertir en muy buenas cerezas y en el betún para el pastel, aunque este sea de lodo o basura, es muy mal negocio.

Antes de pensar en las ciclovías, es urgentemente necesario que se desincentive el uso del automóvil y esto sólo se logra con un transporte bien articulado que interconecte a los diferentes sistemas o plataformas acercando a los suburbios al centro de la ciudad de manera segura, a través de la infraestructura adecuada.  No como sucede con los casos de Tlajomulco o Tesistán.

Ejemplo de lo anterior tenemos el del ex-gobernador Emilio Gonzalez, aquel de la mentada de madre a los tapatíos y su caprichito del macrobús, (en tiempos de las villas panamericanas) que no solo no se conecta con nada, sino que además complicó la vialidad y la actividad comercial de las zonas por las que transita al no poder meter en cintura a los concesionarios del trasporte publico.

La línea 3 del tren ligero, el día que funcione, será un gran medio de transporte, pero quien estuvo a cargo de la obra en Jalisco, no quiso incluir dentro del costo del proyecto la ciclovía en doble sentido a todo lo largo del trazado, simplemente porque no se le pegó la gana adoptar una gran idea que lamentablemente no era suya.

Lo que es más, incluidos Ismael del Toro o Pablo Lemus, Alcaldes de Guadalajara y Zapopan, siguen repitiendo lo mismo que en pasadas administraciones; viajando a estudiar casos de éxito al extranjero, o contratando consultores extranjeros para que vengan a vender el agua tibia, auspiciados en propaganda electorera, pero sin querer entrarle al problema de fondo. 

De pronto el tema “Eco friendly” está de moda y pues… hay que subirse al barco.

Claro que todos estamos en pro del medio ambiente, sin embargo, en los casos de ciudades como Washington DC, Chicago, Londres, Amsterdam o Bogotá.  Ejemplos que luego nuestros políticos presumen, primero se ocuparon de reducir el volumen de automotores en las calles favoreciendo sistemas colectivos interconectados con otras plataformas, lo que ayudó a que las personas dejaran su automóvil en sus casas.

Aquí ni siquiera pueden hacer que las unidades tengan el dichoso GPS, para rastrear los tiempos de las unidades, lo que sin duda ayudaría a la productividad y ahorro de tiempo entre los usuarios.

Como diría mi amigo mármol, forma es fondo.  Y aquí lo que


hay de fondo para algunos, es el proceso electoral, ni mas ni menos.

¿Cómo para pensarse no lo cree?

@jpaltamirano

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search