lunes, 24 de agosto de 2020

Catastrófico


Preguntaron a Hugo López-Gatell a qué atribuye que México haya llegado a un escenario que él mismo catalogó como "catastrófico".

Su respuesta es desoladora; atribuye las causas al tabaquismo, la obesidad, y la diabetes.

¿El gobierno no conocía estas variables en enero? Porque la retórica presidencial fue muy clara, el presidente dijo: "nos preparamos antes que nadie".

No hay manera de saber desde cuando realmente las estructuras principales comenzaron desde enero a determinar los mecanismos necesarios para lidiar con esta situación, pero ante esta respuesta, lo que queda en evidencia es que la tarea no se hizo a conciencia, no consideró todas las variables y supo determinar sus alcances y limitantes.

Los mensajes han sido deficientes: "estamos domando" la pandemia desde abril, por decreto, pero la realidad dice algo distinto. De abril a agosto la tendencia no ha mostrado ningún comportamiento decreciente, salvo las últimas dos semanas, en las que el ritmo de pruebas de detección ha disminuido notablemente.

El gobierno está fallando en el combate al COVID y sus efectos.

El mexicano en general tuvo que aprender sólo y por el ejemplo de otros países la importancia y utilidad del uso de tapabocas, porque desde arriba, el mensaje fue una y otra vez: "no está comprobada su utilidad" o "me lo pongo cuando se acabe la corrupción". 

Las decisiones han sido tardías, tomadas en función de objetivos políticos, sin estar acompañados de objetivos claros más allá del de consolidar un régimen, mismo que a pesar de la emergencia, no destinó más recursos al tratamiento de la enfermedad, ni al rescate de la economía de forma estructural y ordenada, porque seamos sinceros: los apoyos a los adultos mayores, becas a estudiantes y otros muy sonados apoyos, ya eran parte del presupuesto de egresos antes de que la epidemia sacudiera a México.

La catástrofe será mayor. Expertos anticipan que el número de decesos rebasará los 100,000 mexicanos, un número altísimo desde el punto de vista de cuantiosas vidas que efectivamente se pudieron salvar de haber seguido el ejemplo de otros países que sí se enfocaron en las soluciones, antes que exculparse.

El escenario ya es de por sí "catastrófico" como lo anticiparon, el futuro será aún peor.

Mientras la economía abre por una genuina necesidad, muchos comienzan a relajar los cuidados y a regresar a una "normalidad" que aún está lejos de nuestro alcance.

Nuestra invitación es a cuidarse, para alejar la catástrofe de nuestros hogares en tanto sea posible.

Editorial GDLPost

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search