viernes, 28 de agosto de 2020

La invasiva estación Catedral del Tren Ligero

La discusión en torno a la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara es tan larga e interminable como la obra misma , aún no inicia y cada día brota un “a según” más y empezaré contándole mi historia personal.


Días atrás necesité ir al Centro Histórico de Guadalajara, diligencias personales me obligaron a caminar por el centro, llegué a Palacio de Gobierno y de pronto ahí, cual boca de monstruo, emergía una edificación que rompía la Plaza de Armas, literalmente rompió la estructura, el paisaje y la imagen original de la Plaza y llámenme romántico pero me “dolieron los ojos” al contemplar tan extraña estructura . 

Se trata de la “Estación Catedral” del nonato tren subterráneo, me pareció invasiva, por lo que no solo lo sentí sino que me di a la tarea de buscar respuestas técnicas y reglamentarias para entender porque decidieron esa obra que no es amigable con el entorno , no es armónica con el paisaje y mucho menos es digna del Centro Histórico .

Algo no me cuadraba, algo me impedía sentirme bien en esa parte del Centro, y me dije: algo choca con la belleza del patrimonio histórico de los tapatíos, si se siente mal es que algo debe estar mal, reté en mi mente.

Busqué y encontré, en el Reglamento de Imagen Urbana del Municipio de Guadalajara encontré lo que buscaba, es decir, que esa estructura que rompe con el paisaje no debería estar ahí y me explico:

En su Título Segundo, llamado de la zona centro metropolitano, capitulo 1 del patrimonio histórico, en su artículo 11 dice: “las nuevas construcciones o remodelaciones interiores en el centro histórico se ajustarán al lineamiento original de la zona, respetándose los paños exteriores y prohibiéndose los salientes de cualquier tipo”. 

Ahí está más que claro; esta estación NO se ajusta al lineamiento original de la zona.

Seguí leyendo, en el Título Séptimo, llamado de La Traza Urbana en su Artículo 32 refiere: “III. Se prohíben las obras de nuevas instalaciones y equipos de servicio,que alteren o modifiquen las características funcionales y formales de los espacios abiertos existentes” de nuevo más que claro, esta terminal “alteró y modificó” ¡todas las características! 

¿Entonces qué pasó?, ¿Quién autorizó esta intervención al Centro Histórico? ¿Por qué no cuidar el patrimonio arquitectónico? 

¿Acaso nadie notó la agresión al entorno y paisaje de la zona? ¿Una obra de más de 31 mil millones de pesos no contempló una estructura de alto nivel para el corazón tapatío? ¡Me parece inconcebible ! ... y lo invito a que vea en la internet las estaciones del mundo y verá que en todos los países se cuida mucho la estación más turística de su sistema y se construye “ad hoc” al entorno, ¡para que luzca pues! pero aquí simplemente NO sucedió .

Pareciera que alguien se ha empeñado en empañar todo cuanto toque esta obra y solo basta con ver los detalles sin tino, sin precisión. Ojalá se haga algo con esa estación, confío en que alguien intervenga esta triste terminal.

Ya para terminar, olvídese de la foto del recuerdo desde la esquina de 16 de Septiembre y Pedro Moreno, esa que le permitía mostrar Catedral, el kiosco, y Palacio de Gobierno; ya no podrá sacarla. Es una lástima porque la zona peatonal permite muchas cosas, casi todo, menos esa foto, cancelada por una estructura fea, sin sentido ni sustento.

Ramiro Marmolejo Galindo

@marmoldigital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search