jueves, 27 de agosto de 2020

¿Y el botón?

No, no habrá botón de emergencia, fue un truco, una simulación, un “susto” diría mi abuela para tratar de que miles de personas entraran en razón; la intención fue buena, pero la presión ganó, porque los intereses que se ponían en riesgo eran más devastadores: empleos perdidos, cierres de empresas, caos psicológico.


Y es que a decir del Ex rector de la U de G, Victor Manuel González Romero, el botón por incremento en casos, ya habría sido presionado al menos 2 veces; lo publicado por el maestro en redes sociales tiene sin duda un peso importante, y tan es así que el propio Gobierno del Estado y la mesa de análisis y diagnóstico puesta para ello ha guardado silencio ante estos números, basados en la misma información que transparenta la Secretaría de Salud por lo que no hay punto de discusión.

De hecho, Guadalajara encabeza la lista de municipios con más casos de contagio y es en donde hemos visto también un relajamiento total en las medidas que la autoridad debe adoptar, ejemplo claro la zona de Chapultepec, donde bares, restaurantes y la misma zona rosa que advierte el paseo cultural tiene cientos de personas sin cubrebocas, sin sana distancia y sin medidas de sanidad, es como era la normalidad antes del Covid.

En Zapopan también y recientemente lo vemos en el operativo de arrancones el pasado miércoles 26 de Agosto, donde en Valle Real hubo detenidos, pero mirones y participantes de ese acto, tampoco contaban con las protecciones de carácter obligatorio.

¿Qué pasa entonces con la autoridad? 

Primero muy entrones, y luego omisos, invisibles; el propio gobernador en sus redes sociales y ante un incremento de casos (mucho menor que los de hoy) habría rebasado el límite y puso adjetivo calificativo a todo aquél que le valían las medidas y luego volvió a la amenaza que, como "pedrito y el lobo" está en este momento.

Si, se ha dejado ahora ver que las largas colas y el distanciamiento, además del cubrebocas está presente en las filas para hacerse pruebas rápidas; el efecto multiplicador de las fiestas, de los paseos de reuniones innecesarias, han hecho que ahora sea la escena cotidiana, más y más casos.

El Gobierno mientras tanto recibe manifestaciones, escuelas, teatros, más sectores que piden la reactivación, ofrecen apoyos económicos para aguantar un poco más, no hay condiciones para enfrentar al sector empresarial que sin duda puso la mano para evitar un toque del ya famoso botón de Emergencia que se convirtió como la canción en verbo y no sustantivo.

Por: Ramiro Escoto Ratkovich

 

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search