miércoles, 30 de septiembre de 2020

Las 50 mejores frases de Mafalda

Hoy el mundo está triste por la partida de Quino, y la mejor manera de recordarlo es a través de las frases inmortales que nos dejó a través de su creación más célebre, Mafalda que sin duda nos dejan mucho a la reflexión.



La vida es linda, lo malo es que muchos confunden linda con fácil.
A fin de cuentas, la humanidad no es nada más que un sándwich de carne entre el cielo y la tierra.
Mamá, ¿que te gustaría ser si vivieras?

¿Y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?

Si vivir es durar, prefiero una canción de los Beatles a un Long Play de los Boston Pops.

Como siempre; apenas uno pone los pies en la tierra se acaba la diversión.
¡Paren el mundo, que me quiero bajar!
¿Qué importan los años? Lo que realmente importa es comprobar que, a fin de cuentas, la mejor edad de la vida es estar vivo.
 La vida no debiera echarlo a uno de la niñez sin antes conseguirle un buen puesto en la juventud.
¡Que levanten la mano los que estén hartos de ver el mundo manejado con los pies!
Si no haces cosas estúpidas cuando eres joven no tienes nada de que sonreír cuando estás viejo.
¡Sonríe! Es gratis y alivia el dolor de cabeza
Trabajar para ganarse la vida. ¿Pero por qué esa vida que uno se gana tiene que desperdiciarla en trabajar para ganarse la vida?
Está bien que nos hayas hecho de barro, pero ¿por qué no nos sacás un poquito del pantano?
Lo malo de la gran familia humana es que todos quieren ser el padre.
El problema es que hay más gente interesada que gente interesante.
En todas partes cuecen habas, pero nadie se anima a estrangular al maitre.
Lo ideal sería tener el corazón en la cabeza y el cerebro en el pecho. Así pensaríamos con amor y amaríamos con sabiduría.
Yo diría que nos pusiéramos todos contentos sin preguntar por qué.
No dejes para mañana el tratar de encajarle a otro lo que tienes que hacer hoy.
¿Y si en vez de planear tanto voláramos un poco más alto?
Tenemos hombres de principios, lástima que nunca los dejen pasar del principio.
Admitir que se está equivocado es el harakiri del orgullo.
Los cheques de tus burlas no tienen fondos en banco de mi ánimo.
No ando despeinada, mis cabellos tienen libertad de expresión.
Es curioso, uno cierra los ojos y el mundo desaparece.
Comienza tu día con una sonrisa y verás lo divertido que ir por ahí desentonando con todo el mundo.
¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fuesen más importantes que los bancos?
Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo importante.
Algunos me aman por ser como soy, otros me odian por la misma razón, pero yo vine a esta vida a tratar de ser feliz... ¡no a complacer a nadie!
No sé si enamorarme o hacerme un sándwich. La idea es sentir algo en el estómago.
No es que no haya bondad, lo que pasa es que está de incógnito.
Nunca falta alguien que sobra.
En esta familia no hay jefes, somos una cooperativa.
El amor sin confianza es como un auto sin motor: intentarás empujarlo pero no te llevará lejos.
Nadie puede amasar una fortuna sin hacer harina a los demás.
Lo único que no tiene garantía cuando se rompe es la confianza.
¡Aquí no se rinde nadie!
Siempre es tarde cuando la dicha es mala.
Dicen que el hombre es un animal de costumbres, pero más bien de costumbre el hombre es un animal.
¿Te engordaste dos kilos desde el verano pasado? Bueno, millones de personas no pudieron engordar porque no tuvieron nada que comer. Pero supongo que vos necesitás consuelo y no sentirte tan estúpida.
¿No sería más progresista preguntar dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar?
¿Pensaron alguna vez que si no fuera por todos nadie sería nada?
Quiero felicitar a los países que conducen la política mundial. Así que espero que alguna vez haya motivos.
No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta.
Lo malo de los reportajes es que uno tiene que contestarle en el momento a un periodista todo lo que no supo contestarse a sí mismo en toda la vida… Y encima pretenden que uno quede como inteligente.
¡Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno!
En todas las partes del mundo ha funcionado muy bien la ley de las compensaciones, al que sube la voz le bajan la caña.
Desde una humilde sillita formulo un llamado a la paz mundial.

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search