Instagram Widget

header ads

México de azar... ¡Gracias presidente!

Como ya he dicho antes: empecemos por el principio, con el significado de “azar” 


Por definición el azar es una combinación de causas o circunstancias imprevisibles, complejas, no lineales, sin plan previo y sin propósito, que supuestamente provocan que acontezca un determinado suceso que no está condicionado por la relación de causa y efecto ni por la intervención humana o divina.

Pero nuestro país está sujeto al azar, si no me cree, pues solo piense en que esta misma semana, vivimos uno de los capítulos más largos de la campaña de venta de un avión, lo que por años, ya que primero fue campaña de candidato y luego acción de gobierno, padecimos como mexicanos y me demostró que nuestra suerte está echada al azar.

¡No me diga que no! ¡Por favor no me lo diga! 

Porque la ayuda a hospitales y escuelas no se otorgó por planeación o programación presupuestal, la "inyección" de dinero se ganó en un juego de azar, los puristas dirán que en Sorteo de la Lotería Nacional, pero, ¿qué es una rifa? ¿No es aventar el dinero a la suerte?

Se rifó un avión que no está pagado, se rifó un avión que no se entregará, se rifó un valor equivalente que salió de las propias arcas federales, no me diga que no se da cuenta de ello, ¿no me cree? Por favor lea lo siguiente: 

Se vendió solo el 70% del boletaje y el restante se entregó al Nuevo Instituto de la Salud, y, ¿quiénes comprobaron los boletos? Pues empresarios -a fuerza-, secretarios federales -a fuerza-, empleados federales -a fuerza-, gobiernos estatales y municipales morenistas -a fuerza-, es decir, lo rifaron entre ellos, entre los mismos, algo tan increíble como irregular... Y sin embargo, ¡sucedió!

Resulta inconcebible que sectores vulnerables del país queden fuera de la jugada presupuestal solo porque no tienen nada de valor que rifar.

Me parece una burla, y lo digo a título personal, que la programación presupuestal de mi país esté basada en él azar y la ocurrencia. Cualquier micro, pequeña, o mediana empresa sabe que la planeación y la administración responsable de los dineros es la verdadera y única fórmula del éxito.

Falta de respeto a la inteligencia nacional que en el 15 de Septiembre la arenga principal, la del grito de independencia, se base en la esperanza, cuando a todas luces la vida de este país pasa por el azar.

Y agárrese porque el mismísimo mandatario del país aseguró que la rifa fue de un éxito tal que el próximo año habrá más sorteos, de más bienes, los que igual al sorteo de hoy serán rifados entre los mismos compradores y pagados con el dinero de todos los mexicanos.

Y solo para cerrar, unos días antes del sorteo renunció el titular de la Lotería Nacional, acción por demás de forma que desnuda todo el fondo de tal rifa, personaje que organizó “el numerito” pero que no se quedó a la fiesta.

Cuando la administración y la cordura no aparecen, el azar y la suerte mandan, pero quien vive del azar solo tiene dos suertes: ganar todo o perder todo.

¿Cuál veremos? 

Al tiempo, al tiempo...

Ramiro Marmolejo Galindo .

@marmol_digital

Publicar un comentario

0 Comentarios