Instagram Widget

header ads

Sacarse la rifa

No hay palabras para describir las reacciones que han motivado los recientes discursos del Presidente López Obrador en las mañaneras, tratar de explicar cómo el Ejecutivo Federal comenzó a describir el rumbo que tomaría el país hace casi 2 años, para pasar a un escenario de defender su realidad, luego enfrentarse a la misma y ahora a construir un mundo que pareciera a su modo, a su ver, a lo que sólo él cree.



La rifa del equivalente al avión presidencial fue todo un fracaso y no todo un éxito como lo afirmo el presidente en su mañanera de este 17 de Septiembre, sino además volvió a tocar la campana de la esperanza anunciando que ya existe otro nuevo interesado en el TP-01, el José María Morelos, sin hablar, claro de los anteriores que también estarían dispuestos a pagar por el avión presidencial y que por un argumento absurdo dicho por el mismo gobierno federal los datos están reservados.

No hay tales interesados, y en todo caso, motivar a toda promesa bajo el avión presidencial siempre llegó a vender o al menos a distraer, pero ahora todo cambió, la realidad también alcanzo a quienes compraron el cachito y se quedaron sólo con el argumento de ayudar a una causa noble que pretendía López Obrador, quien por cierto dijo que se había alcanzado, con la venta de los números a llegar a la meta de pagar los premios; la realidad es que sólo se vendió el 65% de los números y en redes sociales, se “motivó” por medio de videos virales que sin argumentos reales invitaban a comprar sus números en diversos kioscos del país, algo así como ventas de pánico, pero evidentemente en donde se grababan con largas filas, curiosamente ya no había los llamados “de la suerte”.

Ahora, para abrir el camino de otro discurso y promoción, anunció otra Rifa, pero ahora con un monto equivalente al dinero incautado por las autoridades al crimen organizado, una vez más desafiando a las normas jurídicas y a los procesos, pasando por alto las atribuciones y el fin que tiene la Lotería Nacional y en un discurso que pretende a todas luces convertirlo en el presidente que le ha dado a los Mexicanos lo que otros se han llevado, el sorteo ya con calendario para el 2021 y en fecha de conmemoración histórica para el país. 

Ya vendrá el fallo de la suprema corte de justicia de la nación respecto a la encuesta para enjuiciar a los ex presidentes, algo que ha sido cuestionado y desestimado por algunos Doctorantes en Derecho sin embargo la lectura detrás de esto es que López Obrador pretendió vender ese discurso en campaña para ser el justiciero vengador y poner al menos ante la autoridad esta posibilidad, o cumplió sin duda alguna, aunque la ley tenga su dictamen, y eso, nadie lo puede negar.

Ahora viene como leyó párrafos arriba la nueva Rifa, para algunos una burla, para otros, los que siguen siendo devotos al proyecto de la 4T una nueva oportunidad de aportar a México en la visión del presidente y una nueva oportunidad para ganar dinero. 

A ver de cuánto será el cachito, y cuál será la causa que habrá de apoyar deslindando una vez más la obligación que tiene el Gobierno Federal para atender las causas que por falta de presupeustos ha descuidado.

Sólo como nota: ¿quién o quiénes están detrás de la asesoría presidencial?... en verdad creen que estos discursos puedan abonar a las elecciones del 2021?

Publicar un comentario

0 Comentarios