jueves, 22 de octubre de 2020

Ahora la banca: mala y cara

Sin duda la pandemia modificó también la costumbre de ir al banco, las sucursales cerraron de principio y luego establecieron mecanismos, protocolos para la atención de sus clientes; sucursales que aún permanecen cerradas brindando servicio a través de cajeros “Inteligentes” y otros bajo el esquema de sólo 10 personas en sucursal y en sana distancia , generando esperas en la calle de hasta una hora u hora y media.

Los centros de atención telefónica colapsan, y es que la grabación que desde hace 7 meses se implementó sigue su curso, como si el tiempo fuera el mismo, como si durante este periodo, no evolucionara la mejora en la atención, menús complejos, limitados, poca posibilidad de establecer contacto con un ejecutivo, pero eso si, las llamadas entrantes vienen de quienes de un baqnco te dicen que tienes una tarjeta de crédito pre autorizada.

Quiero referirme en esta columna a la ineficaz y poco profesional respuesta de los ejecutivos de BBVA, quienes en todo momento incitan a utilizar sus “cajeros Inteligentes” dotados de la más alta tecnología y de la confiabilidad que, cuando se pone en duda, son defendidos con dilataciones y hasta argumentos estúpidos por parte de los funcionarios de sucursal; explico, hace unos días hice un depósito de $800.00 a través de un ATM, mismo que me arrojó en pantalla que había recibido la cantidad, pero que por el horario sería reflejado al dia siguiente, pero han pasado ya 2 semanas y el depósito parece que está en el limbo cibernético donde no aparece en un corte, según me dice una funcionaria, la que insistentemente me dice que en 15 diaspuede darme respuesta, porque el corte aún no queda. Es decir, que en ese cajero los cortes se hacen al mes por lo que entiendo.

Luego, tratas de llamar al centro de atención y no hay respuesta de nadie, en la CONDUSEF y por la pandemia el tema también está limitado para poder ejercer el derecho a la defensoría, y del comunity manager de BBV ni mencionar su ausencia o falta de interés de que, en reses sociales se pida la atención de un ejecutivo para una aclaratoria.

El caso fue expuesto en mi cuenta de twitter, e inmediatamente después las reacciones de algunos seguidores acompañaban con testimonios algunas irregularidades similares, unos de Santander, otros de Banamex y otros tantos de HSBC, lo que me hizo pensar en que incluso los funcionarios no están lo suficientemente capacitados para hacer cortes correctos o es la delgada línea de la falta de atención a su razón de ser: el cliente.

Hoy, usar un banco en pandemia es malo y caro, y si no te da Covid, te da colitis.

Ramiro Escoto Ratkovich
Twitter: @Ramiro_Escoto

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search