viernes, 9 de octubre de 2020

¿Coincidencias o señales?

Yo si creo en las coincidencias, pero creo aún más en las señales... el oficio me ha enseñado que más allá de que algunos hechos ocurran al mismo tiempo tienes que aprender a leer las señales, porque esas te darán el rumbo para crear un escenario posible de las cosas, los clásicos dicen: ¡hay que "futurear"!


La semana ha estado plagada de lo que podrían parecer coincidencias ¡pero no! Para mi son señales claras del rumbo que toma este, nuestro hermoso país.


Y pongo tres ejemplos de señales claras de que las cosas no van bien, ni en los hechos ni en la suerte. 
Sí, aunque le parezca raro, también hablaré de esas señales de “mal augurio”, oiga, las energías también forman parte de la realidad.

Todo en torno a los ya tristemente famosos fideicomisos y fondos de apoyo económico a sectores especializados, esos “dineros” que estimulaban desde la investigación hasta el cine, pasando por los deportes de alto rendimiento, sin olvidar la salud y los desastres, esos fideicomisos que hoy van de salida y solo les falta una puerta, la del senado para “extinguirlos”.

Sobre ellos hablaré, decisión de eliminación con pésimo tino y peor mal agüero, el gobierno federal no entiende de señales.

Primero, en la semana de más álgida discusión en la cámara baja, donde hubo de todo, gritos, sombrerazos y cachetadas, si, leyó bien, cachetadas entre diputados federales pasó algo insospechado: murió el científico mexicano Mario Molina.
 
¿Quién fue él , bueno pues ni más ni menos que el hombre que le dio a México un premio Nobel de química, mexicano que gracias a los estímulos a la investigación científica pudo desarrollar sus tesis e incluso estudiar en el extranjero, en algún momento de su vida fue estimulado, en menor o mayor medida por un fideicomiso de apoyo a la ciencia, figura de apoyo que está por morir...  mal augurio, ¡peor señal!

Segundo, la misma semana que la polémica legislativa alcanzó niveles de “guerra sin cuartel” entre los diputados de la 4T que quieren acabar con los fideicomisos y los minoritarios diputados de oposición que quieren impedir la extinción de los mismos, esa misma semana, el huracán “Delta” embistió la península sur del país. ¿Que cual es la relación? El Fondo Nacional de Desastres Naturales, (FONDEN), sirve para inyectar dinero emergente a regiones del país devastadas por un fenómeno natural, fideicomiso que también desaparecerá...  mal augurio, ¡peor señal!

Tercero, no menos importante, el día de la primera votación y cuando empezó todo el debate, discusión y pelea, se mantuvo “a fuerza” un partido de fútbol de la selección mexicana. Y digo a fuerza porque el partido original era contra Costa Rica pero ese país declinó por la pandemia y aún así México insistió y consiguió a Guatemala. El resultado: tuvimos un partido “molero” de fútbol, usted me dirá: ¿y eso que tiene que ver? Bueno, pues en el siglo pasado se utilizaba a la selección mexicana de fútbol para “distraer” al pueblo, para hacerlo sentir “feliz” y que se olvidara de los problemas del país... sí, así mismo sucedía, y pues lo volvieron a hacer... mal augurio, ¡peor señal!

Estos simples ejemplos me dicen que el país está siendo dirigido por gente que no toma buenas decisiones, las señales así lo demuestran. Llámenme romántico y loco pero para mi las señales me dicen para donde vamos y no veo un buen puerto.

Que en los apoyos había corrupción, bueno pues demuestren y exhiban a los culpables pero no borren todo de un plumazo; sin pruebas no hay acusado y sin acusado no hay delito. En conclusión, la corrupción en los fideicomisos quedará en otra historia de supuestos y sin un solo detenido.

¡Así no se puede !




Por : Ramiro Marmolejo Galindo
Twitter: @marmol_digital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search