jueves, 12 de noviembre de 2020

La era de los botones

Quien piense que el gobierno es el responsable del aumento de contagios tiene una visión miope sobre el grave problema que representa poner en la balanza la salud y la economía; Jalisco lo hizo bien al principio pero lamentablemente la medida se politizó y entonces la credibilidad de un plan bien estructurado se convirtió en motivos para responder al Gobierno Federal, cada vez que el tema de nuestra entidad salía en un informe de Hugo López-Gatell.




Sólo basta recordar cuando el Gobernador Enrique Alfaro, molesto en redes calificó de manera altisonante a un sector de la ciudadanía, ahí comenzó una separación de quienes creían que las cosas iban bien y luego se salieron de control, de su control, la amenaza ahora habrá sido para la aplicación de un botón que contemplaba el cierre total de la actividad, cosa que comenzó también a perder credibilidad conforme se mencionaba pero no se aplicaba; las mesas con empresarios, con representantes de salud y asesores externos moldearon un botón más flexible que al final se aplicó, por cierto unos días después de un evento donde Jalisco se unió en calendario que privilegió más a la Alianza Federalista en un evento que violaba todas las reglas que el mismo gobierno anunció para evitar contagios y en cuya aplicación tuvo que clausurar el evento.

El botón finalmente dejó de funcionar, sin embargo y como ya adelantábamos la mañana de este jueves, vendrán otros “operativos” para darle continuidad a las acciones que no me quedan duda ayudaron en gran medida a que las cifras se salieran de control. 

La pandemia es un hecho y está aquí, las cifras creamos o no en ellas, son un parámetro, como también lo son las pruebas publicadas en Instagram o Facebook de cientos de fiestas que se desarrollaron en la ciudad con personas que vivían el botón de manera empírica y sin el más mínimo respeto a operativos o invitaciones.

Se puso a prueba la capacidad de organización entre el gobierno y el transporte, a prueba la capacidad de las tiendas de abarrotes y de autoservicio que enfrentaron el cierre de los grandes supermercados, la operatividad de los ayuntamientos en las supervisiones a negocios, y la estrategia de los empresarios para resistir nuevamente el embate de un encierro.

Ya no se llamará Botón lo que comience a aplicarse, pero es un hecho que vendrán más escalonamientos en horarios y restricciones que en la teoría estarán marcados por un nuevo quédate en casa, comenzando por la suspensión de posadas, ventas nocturnas y otros motivos de congestión humana que pueda presentarse, pero insisto, será igual que el primer Botón, donde encontraremos quienes acatarán la instrucción y otros más donde se mantendrán a la defensiva haciendo ver que la ocurrencia del gobernador es para afectar, llevando al terreno político algo que involucra a nuestra salud, así es el Mexicano ingobernable por naturaleza.




No defiendo al Gobernador, pero tampoco le aplaudo el hecho que detrás de este botón no se aplicara conforme a lo anunciado, permitiendo al paso de los días modificaciones y riesgos innecesarios, protestas y operativos como el de salvando vidas congestionando la ciudad – que por cierto no han dado cifras al respecto – .

Italia, España, Francia y Alemania son de los países cuyo botón ya tiene fecha de un corte, y no es de 14 días, los comparativos son lejanos, hasta que alguien aquí comprende que un cercano ha fallecido o está contagiado y entonces puede decir en primera persona si esta clase de operativos son necesarios para salvar vidas.

Ocioso es pensar que fue un fracaso o un acierto, en una semana advirtamos cuál será el siguiente botón en el tablero que será dispuesto como estrategia para detener los contagios, pero con usted, conmigo como aliado; o tiene una mejor propuesta?

Por: Ramiro Escoto
Twitter: @Ramiro_Escoto

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search