miércoles, 18 de noviembre de 2020

Los muertos también votan

Desde su campaña como candidato presidencial, una de las promesas que más difundía López Obrador, era precisamente la de enjuiciar a los expresidentes, con pruebas en mano, por actos de corrupción y la obtención de sus fortunas mal habidas.


Vino entonces la elección, una de las más concurridas en muchos años en nuestro país, que dio como resultado el triunfo del "Mesías de Macuspana" con más de 30 millones de votos; frente a los 12.9 que obtuvo Ricardo Anaya. 

Comenzó el gobierno y vimos tristemente como ésta y otras promesas quedaban, no sólo en el olvido, además de no cumplir con casi ninguna de ellas, las acciones emprendidas son una franca confrontación a la congruencia e integridad moral de la que tanto acusa y predica todas las mañanas el Presidente desde Palacio Nacional.


Sin embargo, tratándose de la campaña permanente de López Obrador, este encontró la forma de salirse con la suya, endilgando la culpa a los ciudadanos o como él gusta de llamarle "la voz del pueblo" al sugerir se lleve a cabo una consulta ciudadana para "enjuiciar a los ex-presidentes"; pero como no hay "loco que coma fuego", el presidente sabía muy bien que ficha o pieza mover para no tener que ser obligado a sentar un precedente jurídico que pudiera convertirse en su propia espada de Damocles. 


Ese es justo el resultado de la enmienda que hizo la SCJN a la propuesta presidencial en la que quienes serán los menos buscados serán justamente los expresidentes, avalando la constitucionalidad de esta consulta, pero buscando la no vulnerabilidad de la presunción de inocencia de los expresidentes, ordenó retirar de la pregunta los nombres de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Vicente Fox, Felipe Calderón (2006-2012) Enrique Peña Nieto (2012-2018).


Como fuera, había que pasar la propuesta para incluirla en las boletas del 2021, algo para lo que curiosa y jurídicamente no se requiere una consulta popular al ser una facultad del órgano de justicia en nuestro país, iniciar procesos de investigación y en su caso penales que tengan que ver precisamente con actos de corrupción, pero... #Mexiquito.

Hace apenas unos días el INE (Instituto Nacional Electoral) presentaba pruebas de las "irregularidades" por no decir mañas electoreras (de los 70´s y 80´s) en donde los muertos volvieron a votar para conseguir los votos que se requerían para la dichosa propuesta.

De las poco más de 2.5 millones de firmas entregadas (2,538,048) para apoyar la solicitud de consulta el INE reporta irregularidades en 421,211 un 16.5% 

277, 677 no corresponden al listado nominal vigente, un 11%

Existen además 5,530 muertos que también participaron en la votación para pasar la mentada consulta, lo que busca el presidente es poder incluir, a como de lugar, su discurso de combate a la corrupción dentro de la boleta en 2021. Asunto que afortunadamente al día de hoy ha logrado impedir el INE. 

Apenas en mayo de 2018 René Miranda, Director Ejecutivo del Registro Federal de Electores del INE, afirmaba que el mito de que en México los muertos votan, se había ido venciendo, habría que ver qué piensa ahora.

Antes de finalizar le comparto un dato más.

La consulta a celebrarse el día 01 de agosto del 2021 costará 1,500 millones de pesos, se vote o no para enjuiciar a los presidentes, ojo no está diciendo meter a la cárcel como muchos "aplaudidores de oficio" han dado a entender; todo ese dinero, en medio del desabasto de medicamentos para niños con cáncer, la falta de vacunas para Tuberculosis y otras enfermedades, la falta de insumos médicos en hospitales para enfrentar al covid, las pérdidas en PEMEX y CFE, la desaparición del Fonden y la reasignación de los Fideicomisos.

Como para pensarse, ¿No cree usted?

Juan Pablo Altamirano
twitter:@jpaltamirano


Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search