miércoles, 2 de diciembre de 2020

Dos años de Pesadilla, que parecen no terminar

El día de ayer 1º de diciembre se cumplieron dos años desde que López Obrador asumió el poder, lejos, muy lejos quedaron aquellas promesas de campaña, en que se comprometía con estudiantes del Tec de Monterrey, foros empresariales y demás actos en los que siempre cerraba sus frases "pegadoras" con un "No los voy a defraudar".




Este 2020, sin embargo, ha estado marcado por el auténtico desastre a la hora de gobernar pero con un marcado y perfeccionado sistema para mentir, esconder y manipular la información. 

Victimizarse pasó a ser la única estrategia viable del ahora Presidente, se extrañan los "tenemos otros datos" que solía enarbolar cuando le cuestionaban con cifras, en términos del manejo de la Pandemia, fue el mismo Dr. Tedros, titular de la Organización Mundial de la Salud, quién de forma institucional mandó un atento mensaje a las autoridades, "México tiene que comenzar a tomarse en serio la Pandemia". Esto justo después del lamentable episodio que protagonizara Fernández Noroña en las instalaciones del INE, ante su negativa de usar el cubrebocas al interior del recinto, y homenajeando al Dr. Gatell.

Claro que el desastre no es producto del Covid como ahora nos pretenden hacer creer, fue el mismo Gobierno Federal quien dio paso al mismo, cuando a inicios de la administración se les ocurrió reformar, así de un plumazo, la organización del sistema de Salud en el país, en la que no solo acabó con el Seguro Popular, sino que además crearon un problema a partir de un supuesto caso de "chantaje y extorsión" con las principales farmacéuticas del país, lo que derivó en un desabasto de medicinas, vacunas y medicamentos oncológicos. 

López prometió además en enero de este año que a más tardar, este 1 de diciembre, el Sistema de Salud Nacional iba a estar funcionando a niveles equiparables de Dinamarca o Canadá. El chiste se cuenta solo y lejos de dar risa, da coraje y genera impotencia.

El primero de abril, su famoso y célebre: "Esta pandemia nos vino como anillo al dedo", terminó de hacer mella en la poca confianza que podrían o tendrían algunos de los principales inversionistas, por lo que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico - OCDE, pronostica que México tendrá una de las caídas más estrepitosas en materia económica, esto aunado al ya de por sí deshonroso lugar en que BLOOMBERG colocó a México. 

Tan sólo de enero a septiembre de este año la Inversión Extranjera Directa, IED tuvo una caída de 9.9% lo que representó 23 mil 482 millones de dólares, menos que en el mismo período en 2019, aunque López presuma la entrada de Remesas que nuestros connacionales envían desde los Estados Unidos.

Para el Presidente lo único importante es minimizar cualquier situación adversa a su "mundo de caramelo", a fin de cuentas, tal y como se refirió a BLOOMBERG, "la gente casi ni se entera" y en ello lleva razón. El público objetivo al que le habla el presidente en sus mañaneras no es quien lee medios internacionales, sino quien apenas sobrevive para comer o que en casos particulares como Tabasco, están hoy bajo el agua, ocupados en su tragedia. 

Respecto de las inundaciones, en dos años de Gobierno, López no sólo acabó con FONDEN, sino que además desapareció 109 fideicomisos y reasginó con total opacidad más de 33mil millones de pesos, que serán usados en 2021 con fines puramente electorales. En vez de apoyar a quienes generan empleos y brindan cobertura médica a sus empleados, la "cuatrote" prefiere repartir dádivas y limosnas, disfrazadas de programas sociales.

En términos de seguridad, la mayoría de quienes están en desacuerdo con las políticas emprendidas desde el ejecutivo recuerdan dos sucesos especialmente; el operativo fallido en Sinaloa seguido de la comida en medio de la sierra y saludo subsecuente a la mamá de Guzmán Loera y el caso Cienfuegos.

De poco o nada han servido los escándalos de Rosario Robles, Emilio Lozoya y recientemente Emilio Zebadúa. Al menos para llevar a la cárcel a los verdaderos culpables; pero así como no pasó con las gasolineras implicadas en el "Huachicol", ni con las factureras, ni con las empresa fantasma detectadas en CONADE e IMSS, ni con los caso que huelen a corrupción tratándose de Bartlett o Sandoval y sus múltiples propiedades inmobiliarias. 

Que tan horrible es la pesadilla, que López tuvo la fría sangre para ponerse a predicar en el foro del G20, presumiendo su economía moral al tiempo que no perdió oportunidad para satanizar, una vez más, al neoliberalismo.

Al titular del ejecutivo sólo le interesa seguir culpando al pasado, acusar todo cuanto se hacía mal, pero sin presentar una sola prueba ni procesar absolutamente a nadie.

- No importa que Pemex acumule a octubre de 2020 una pérdida de, 110.3mil millones de dólares.
- No importa que la contracción económica sea de alrededor de 9.82% 
- No importan 33 millones de desempleados o subempleados.
- No importa que un millón de pequeños negocios desaparezcan.
- No importa que la crisis financiera por venir, así como sus devastadores efectos, sea la peor en 90 años (1929)
- No importan más de 100MIL muertos por Covid.
- No importan los niños con cáncer ni el desabasto de medicinas.
- No importa que no exista el FONDEN, para atender desastres naturales ni sus efectos económicos o sociales.
- No importa el control que mantiene la delincuencia en diferentes regiones del país.
De la violencia de género, atención a damnificados y violencia familiar otro día hablamos.


Lo único que importa para el Presidente es "consolidar su transformación" aunque el mismo no sepa cuál es.


¿Cómo para pensarse no cree usted?
Juan Pablo Altamirano
Twitter: @jpaltamirano

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search