jueves, 3 de diciembre de 2020

Porque te quiero, te cuido

Porque te quiero te cuido, es una frase que muchos han adoptado durante la pandemia en el estricto apego a la responsabilidad que merece sobrevivir a este virus que mantiene de rodillas a la población mundial hace ya un año. Sin embargo no todo es congruencia bajo ese principio, y es que hace algunas semanas que vimos el incremento en la movilidad en Guadalajara, el destrampe de automovilistas se hizo notar de manera espectacular, si, bajo este adjetivo me permito describir los accidentes que me ha tocado atestiguar: volcaduras, derrapes, múltiples, en muchos de ellos con la presencia de alcohol y en otros bajo la imprudencia de “ver” la via libre y acelerar de manera considerable; heridos, muertos, el resultado final.



Pero la columna de este espacio tiene que ver bajo el precepto de lo que no se cumple y se convierte en una carga moral para quien lo comparte; el creer que tener la información de la ubicación de un punto de revisión del operativo de “salvando vidas” te hace estar bien informado, te equivocas, y el compartirlo en redes te hace cómplice de un accidente o de un homicidio imprudencial, así sin exagerar, porque es la realidad.

Hay grupos de whatsapp, cuentas de Twitter, de Facebook, cuyos “seguidores” se cuentan por miles consultan la información de manera constante y al parecer el evadir estos puntos de revisión, que por cierto en época de posadas incrementan su actividad procurando “seguridad” y “confiabilidad” sin escrúpulos y en una total corresponsabilidad Moral respecto al actuar como ciudadano frente a un asunto literal de vida o muerte; en una ocasión una persona que conozco y que administraba una de estas cuentas le recriminé el hecho a lo cual me dijo: difícil que bajen la cuenta, pues hay muchos que la buscan, y en todo caso si la cierran, abro otra. Hoy este sujeto es un Directivo de un medio de comunicación Local.



Es importante compartir que al inicio del Salvando Vidas, la dependencia responsable compartía con medios de comunicación el corte de cada 24 horas respecto al resultado del mismo, en el objetivo de medir y cuantificar la escala de valor de este importante operativo, sin embargo de tajo cortaron este servicio y hoy no es posible contar con ese número por lo que sabemos que están, que existen y operan pero con lo que ha caracterizado últimamente a la policía vial: corrupción, displicencia y hasta omisión.

Hoy sería buna la pregunta: de qué lado está… ¿del que comparte la información en redes sobre la ubicación de los operativos o de quienes la ignoran y reportan para que sean canceladas o bloqueadas las mismas? … hay quienes nos cuidamos demasiado en la pandemia para que un irresponsable ocasione con su “aporte” el camino a la desgracia.

Ramiro Escoto Ratkovich

Twitter: @Ramiro_Escoto

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search