viernes, 11 de diciembre de 2020

¿Uno contra la corrupción? ¡Falso!

Fue en el año 2003 cuando la Asamblea General de la ONU decidió declarar al 9 de diciembre como el Día Internacional Contra la Corrupción, es decir, la conmemoración sucedió esta misma semana. 



Hago énfasis en ello porque vivimos en un país en el que la corrupción pasó de ser una vergüenza a convertirse en bandera electoral y ahora discurso de gobierno .

La administración de Andrés Manuel López Obrador tiene secuestrada a la corrupción y la ha tomado como suya para hacerle ver al mexicano que su país ya cambió... lamentablemente hace leña del árbol caído y se autonombra, el Libertador de México, claro, el único capacitado para derrotar al monstruo de mil cabezas llamado corrupción.

Pero lo que son las cosas, fue su propia familia la que se encargó de poner a López en su lugar, Pío y Felipa le recordaron que los súper héroes no pueden tener familia, porque ese sería su lado vulnerable.


No hablaré más del Sr Andrés y su familia, si me permite, me quiero centrar en el proceso de la corrupción, en ese que el presidente se niega a revelar, como si nadie supiera del tema.

Y me explico: para que exista la corrupción se necesitan dos, es decir, “tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata”. Si usted desea que se acabe la corrupción, entonces usted corte el proceso de la misma, no dé, ni mucho menos la ofrezca; así de sencillo: la respuesta está en el ciudadano; no ofrezca una dádiva al agente vial, pague su multa; no regale un sobre amarillo a un inspector, pague su licencia; no lleve a desayunar al maestro, estudie y apruebe el examen; no ofrezca una paleta en la fila de las tortillas para “brincar” lugares, fórmese y espere; no le dé 50 pesos al “viene viene”, pague su estacionamiento y así me podría seguir con una lista interminable de acciones que cometemos a diario y en todo lugar. 

¿Quiere que se acabe la corrupción? Pues portémonos bien todos, todo el día, en todo lugar y ante cualquier circunstancia!, ¿Se anima ? Ándele, diga que si y verá que México será otro.

No se necesita un paladín de la justicia ni un super héroe con capa y una 4T pintada en el pecho para acabar con la corrupción, esa la acaba usted, que no lo engañe el presidente López, ni él, ni nadie podrá... seremos nosotros, la sociedad organizada quienes erradicaremos a la corrupción . 

Si usted quiere creerle a López, está en todo su derecho, pero no se deje engañar más por ese slogan de campaña, la corrupción no la acaba un solo hombre, la corrupción la acaba usted; platíquelo en casa, en la oficina, en el taller, en la escuela, en el café y arme su equipo SWAT contra la corrupción, le aseguro que obtendrá mejores resultados que un solitario presidente.

Ramiro Marmolejo Galindo

@marmol_digital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search