viernes, 8 de enero de 2021

El apestado de la temporada

COVID, el apestado de la temporada 



Haber sido contagiado por este virus “millenial” para muchos, es tema vetado, no se habla, se busca que nadie se entere como si fuera, en tiempos antiguos, tener lepra, sifilis, gonorrea y, ya más cercanos, por los 80’s, haber contraído VIH.

No han entendido que, muchos nos contagiamos por la necesidad de salir a trabajar, pero otros, muchos más, por la irresponsabilidad de no entender que viven en una sociedad y que sus acciones, de cierto modo, repercuten de forma negativa o positiva en quienes los rodean y con quienes conviven. 

Tener COVID debe de ser, más allá de una preocupación de salud personal, un grito de ayuda y solidaridad con quienes son o pudieran ser más vulnerables y sucumbir ante esta enfermedad. 

Hoy, hay muchas familias que se han quedado sin el sustento que llegaba día a día a sus casas al morir el padre o la madre que mantenía el hogar y, quienes asumen la responsabilidad de mantener a sus familiares lo hacen, además de con miedo, con los pocos recursos que sus empleos les dan (el salario mínimo, aún con el aumento para este año, no es suficiente).

Tengo COVID, soy positivo, y puedo contagiar, por eso me cuido más y debo de cuidar más a quienes están muy cerca de mi, a mi familia; no salgo a la calle, no estoy en el supermercado, no voy a la oficina, hoy desinfecto cada cosa que entra a la casa, antes de darle dinero a quien nos hizo el favor de traernos los alimentos, el dinero pasa por el proceso de desinfección. 

Tengo COVID y lucho porque salga de mi cuerpo para tratar de seguir mi vida normal, con más cuidados que antes, espero que, quien me vea en la calle dentro de unos días, no me voltee la cara o se retire para no saludarme.

Fernando Dessavre
Twitter: @FerDessavre


Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search