jueves, 28 de enero de 2021

El deterioro diario de la política

Lo siento, no es la política, lo que está deteriorado, son los políticos, si esos que dicen dedicarse en cuerpo y alma a velar por los intereses ciudadanos. 


Si volteamos hacia atrás, recordaremos, quizá, a verdaderos parlamentarios, a personajes que destacaban por su cultura y preparación académica, algunos, pocos, no con tanta preparación académica, pero si con un “bagaje “ de vida que les permitía opinar y ser respetados y admirados. Esos eran pocos, si, también existían los políticos que eran vividores, bohemios (por no decirles borrachos o fiesteros) los que vieron en la política y en la función pública, un “modus vivendi” para generar los recursos de forma fácil (hicieran bien o mal, su quincena, aguinaldo y bonos siempre se recibían)

Muchos jóvenes enfurecidos emp es varón a buscar estos espacios públicos con las banderas del cambio, independientemente del color partidista que defendieran, su bandera era “el relevo generacional” 

Para mala fortuna, nunca vimos que de los ejemplos que estaban a la vista, el buen funcionario, el excelente parlamentario, el político preparado y culto versus el político del compadrazgo, el influyentismo, el mitómano y el corrupto, los jóvenes optarían por los del mal ejemplo. Esos ejemplos de políticos improvisados que no fueron formados en la iniciativa privada sino, en el cobijo de un cargo público a muy corta edad tiene en serios problemas las finanzas del estado y estancado el futuro de un gran país 

Si bien, no podemos generalizar, hay una gran cantidad de jóvenes políticos que se ostentan como “Doctores” en X o Z carrera, “Maestros” en políticas públicas, “Diplomados” en técnica parlamentaria, obtuvieron sus títulos y estudios sin que les costara un solo centavo de su bolsa!! Todo ha sido pagado por el erario público y sin haber demostrado absolutamente NADA, para merecerlo. Ante este escenario, surgen las propuestas de postular actores, actrices, comediantes, deportistas, “Youtubers”  y otras tantas personas que, de política, NO SABEN NADA (búsquese la declaración de “Paquita, la del Barrio”)  pero que fueron invitados ante la falta de liderazgos de los que carecen los partidos políticos o, mejor dicho, ante la oportunidad de seguir viviendo de la política fácil y sin mediciones, de esa generación de jóvenes que decidió por la vida fácil, a costa de llevar al país a la ruina. 

No es la primera vez que esto sucede, ejemplos como los de Carmen Salinas, Irma Serrano “La Tigresa”, y tantos otros, que han pasado como vividores del erario sin dejar nada bueno sembrado para el país o, por lo menos, dignificado el quehacer político dan pie a lo que estamos por enfrentar en el país, un México dirigido por la frase trillada de “al pueblo pan y circo” lo malo es que pan poco hay y circo lo hay en varias pistas.

Fernando Dessavre

Twitter: @Ferdessavre

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search