viernes, 8 de enero de 2021

No son unos cualquiera

Andrés, Hugo, Enrique, ustedes no son unos “cualquiera”.



Me refiero directamente a Andrés Manuel López Obrador, Hugo López-Gatell y Enrique Alfaro Ramírez; los tres comparten una dualidad que les impide ser omisos e irresponsables.

Son a la misma vez servidores públicos y personas públicas; para empezar las definiciones.

Servidor Público: Persona encargada de velar por los intereses del Estado, orientados a satisfacer el bienestar general y público por sobre el particular. Ser responsable de sus actos durante el desempeño de su función pública.

Persona Pública: O notoriamente conocida por circunstancias familiares, sociales, artísticas, deportivas o bien porque difunden hechos o acontecimientos de su vida privada o cualquier otra situación análoga y tienen difusión o notoriedad en una sociedad.

Andrés Manuel López Obrador es Presidente de México, es decir, debe estar orientado a satisfacer el bienestar general y es notoriamente conocido, por lo tanto no debe andar por la calle, de evento en evento , de predica en predica , de gira en gira sin cubrebocas, su mal ejemplo es lapidario y así no puede pedir que el pueblo de México endurezca sus medidas sanitarias.

Hugo López-Gatell, Sub Secretario Federal de Salud, es notoriamente conocido y debe velar por los intereses de la sociedad, es decir, no puede exhibirse públicamente de vacaciones en la playa sin cubrebocas, sin sana distancia y en lugares de aglomeración como restaurantes y hoteles playeros... entonces, ¿cómo culpa a la sociedad de no cumplir con los protocolos de sanidad cuando él se pasea sin ningún rubor?

Enrique Alfaro Ramírez, Gobernador de Jalisco, debe cuidar los intereses de los jaliscienses y desde luego que es públicamente conocido, por eso no debe “mostrarse” como en “plaza pública” en un restaurante lleno de gente, con música viva y degustando pizza con whisky a los ojos de todos; menos cuando ya aplicó el botón de emergencia dos veces por la pandemia de coronavirus en Jalisco .

No me vaya a regañar, no me vaya a decir que tienen derecho a divertirse o demás cosas, ¡claro que lo tienen ! Pero eso no es el tema, a lo que no tienen derecho es a exhibirse frente a todos, eso no se puede tolerar porque entonces dónde quedó aquello de predicar con el ejemplo.

Que quede claro, Andrés, Hugo y Enrique no son unos "cualquiera”, son servidores públicos y personas públicas por lo que su exhibicionismo molesta, enoja, confunde, desanima y contradice. 

¡No señor! Los citados personajes no están ahí por gusto, están ahí porque pidieron una oportunidad a la ciudadanía, bueno solo Andrés y Enrique, para ser servidores del pueblo y tienen esa encomienda y la deben respetar. 

¿Se pueden relajar y divertir? Sí 

¿Se pueden exhibir? No 

No se confundan Andrés, Hugo y Enrique, ni mucho menos pretendan confundir a la ciudadanía.

¿Querían esa responsabilidad? Ahora apéguense al orden, la cordura, la disciplina y el respeto que tanto piden, ustedes sí tienen esa dualidad, son servidores públicos y personas públicas .

Cierro con una frase atribuida a Teresa de Calcuta: “La palabra convence, pero el ejemplo arrastra” 




Ramiro Marmolejo Galindo .

@marmol_digital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search