lunes, 22 de febrero de 2021

Andrés, el estatista

Resultaría ocioso recordarle a usted cuánto se perdió con la cancelación del Aeropuerto de Texcoco... aún así le dejo solo un dato, la nota es que este “metidón de reversa” costó por lo menos $331 mil 996 millones de pesos, para que sea más claro algo así como 232 por ciento más de lo estimado por el actual Gobierno Federal, y no lo digo yo, así lo dictaminó la Auditoría Superior de la Federación (ASF por sus siglas); dicho de otra forma: miles de millones de pesos tirados a la basura.



A esta pérdida nacional bien se le podría sumar el costo del Aeropuerto Felipe Ángeles, mejor conocido como Santa Lucía, pero no, mejor ahorremos, aunque sea esos números rojos.


Aplaudo la férrea decisión del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por desterrar el saqueo, por descubrir, exhibir y acabar con la corrupción, ¡bien! Pero aquí falta el último paso, el de la sanción a los corruptos, lo que llevaría felizmente a la solución pero no, este paso nunca llegó, y ejemplos sobran.


Aquí centro mi comentario, el primer mandatario quiso combatir la corrupción en el manejo de los medicamentos para los niños con cáncer pero solo logró detener el abasto nacional, no hubo solución; también intentó acabar con la supuesta intervención empresarial o extranjera para la generación de energías renovables y solo detuvo la inversión, no hubo solución energética, incluso no estuvimos preparados ante el desabasto de gas; el rubro aéreo es el ejemplo de hoy, solo detuvo la obra pero jamás mostró y castigó a los “mencionados” corruptos y hoy no tenemos nada, no hubo solución para mejorar el traslado de mercancías y pasajeros, lo digo en ese orden porque nuestro país necesita un mejor puerto aéreo para suministro de insumos y luego para pasajeros, por eso se pensó en un “nuevo” y “ambicioso” aeropuerto, pero a este día tampoco tenemos solución contundente.

Hay quien le llama “terco” o “necio”... yo lo llamo simplemente “estatista”, así de simple, tenemos un presidente estatista.

El “Estatismo” es una corriente Político-Filosófica que tuvo su boom en los años 70’s del siglo pasado ; le suena ? El año 1970 le suena conocido ? a mi si , es el sello del actual Gobierno Lopez Obradorista, no de MORENA , tan solo de López Obrador .

Este Estatismo busca sustituir las importaciones por el uso “único” de los recursos propios de un país, corriente económica que pronto demostró su ineficacia, en pocas palabras, tronó en corto tiempo, por la simple y sencilla razón de que no existe un solo país en el mundo que sea autosuficiente, es decir, capaz de mantener a su pueblo solo a base de lo que produce, eso no existe, la historia de la humanidad así lo ha demostrado.


México y nosotros los mexicanos no somos autosuficientes y necesitamos de un “estadista” capaz de encontrar y negociar con todo el mundo para tener los insumos necesarios para desarrollarnos, así opera la consolidación, el crecimiento y la evolución de cualquier economía.


No somos autosuficientes en la generación y refinación del petróleo o la energía eléctrica, es culpa de los pasados y ahora también también de los presentes quienes a golpe de “estatismo” se sientan en su terquedad y necedad.


Hay quienes les llaman “liberales”, yo les digo “reformistas” y “solucionadores”, México y los mexicanos estamos urgidos de esos hombres y mujeres capaces de meter al país en las grandes ligas de la globalización económica no como borregos de las súper potencias sino como visionarios consolidadores de las economías emergentes que luchan por un espacio en el concierto mundial. 


México se aleja del desarrollo mundial, sigue perdiendo oportunidades de desarrollo económico, por culpa de los políticos corruptos del pasado pero también de los políticos estatistas del presente. 


Y así, no se puede...




Por :Ramiro Marmolejo Galindo .

Twitter : @marmol_digital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search