lunes, 1 de febrero de 2021

¡Chusma, chusma!

“Vámonos Tesoro , no te juntes con esta chusma” así le decía Doña Florinda a Quico y luego este último empujaba a Don Ramón con desdén y altanería .



Bueno, pues estas simples líneas de un libreto del siglo pasado le sirvieron en el siglo actual a Carlos Villagrán Eslava, actor que interpretó a Quico, para ser candidato a gobernador de Querétaro, incluso para que Gustavo Villagrán, hijo de Quico, “juegue” para diputado, también por Querétaro .

Me va decir con justa razón que en nuestro país, todos los mexicanos tenemos derecho a “votar y ser votados”, pero esto tiene mucho más fondo . 

Y aplicaré de nuevo la frase conocida de que: “forma es fondo”. 
Este primer ejemplo sirve para poner sobre la mesa mi reflexión, los partidos políticos de México carecen de dos insumos fundamentales para seguir existiendo: credibilidad y cuadros fuertes.

Una cosa lleva a la otra; si los ciudadanos no creemos en los partidos políticos entonces las bases, la sangre nueva, las nuevas generaciones políticas jamás verán la luz.

Peor aún , esto me deja en claro que las plataformas políticas no existen, los planes y proyectos de gobierno ya no dan y que las ideas de administración pública han fallecido, duro pero real, “al pueblo pan y circo” , el pan ya no garantiza votos, ahora voltean al circo .

¡Más ejemplos de “faranduleros” y para que juegan? Pues ahí va: 

Vicente Fernández Jr (hijo de "Chente") para diputado, Adolfo Ríos (ex portero de fútbol) para alcalde, Blue Demon Jr (luchador) para alcalde, Sebastián (escultor) para embajador cultural, Rommel Pacheco (clavadista olímpico) para diputado , Alfredo Adame (actor) para diputado, Aldolfo “Bofo” Bautista (futbolista) para diputado, El "Místico" (luchador) para alcalde y así me podría seguir, créame que aún faltan muchos personajes más...

El asunto es que también, estas decisiones partidistas, debilitan mucho más la de por sí golpeada carrera política, si, en defensa de los políticos de carrera y de verdad, son una clase destinada a la extinción, y esta decisión de partido les dará la puntilla. 

¿Cómo controlar a un conjunto de actores, deportistas y cantantes cuando además de fama ahora tengan poder? 

No es tan sencillo, será difícil, rayando en lo imposible que logren meterlos en la lógica y sobre todo en la disciplina de partido, son “personalidades” acostumbradas a otro tipo de trato y estilo de vida, serán sólo fachada de intereses oscuros.

Por favor no se deje sorprender, no caiga en el juego de los partidos políticos, no se deje engañar por la fama y fortuna de este grupo de personajes, céntrese en su propuesta y proyecto, puede que encontremos agradables sorpresas pero eso sí, nuestro querido país ya no está para aguantar más ocurrencias, nos toca exigir propuestas sólidas y creíbles, soluciones de verdad... saber hacer circo, maroma y teatro no garantiza que sepan conducir a todo un país.


Ramiro Marmolejo Galindo .

@marmol_digital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search