martes, 2 de marzo de 2021

A un paso de las campañas

Estamos a un paso de las campañas políticas para un cargo de elección popular constitucional, sin duda alguna habrá muchas propuestas, muchas quejas, muchos ataques.




Aquí el tema será: ¿Qué tan congruente es el candidato que ataque o que proponga algo que en el pasado no hizo o pidió que otros hicieran y hoy como funcionario ha faltado a esa misma congruencia que pidió? 


El caso más cercano es el del gobernador Enrique Alfaro que el 15 de abril de 2018 le pidió la renuncia al entonces gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz dado que señalaba en ese comunicado, “ la seguridad en Jalisco era un rotundo fracaso”, y  “si no puede, deje su cargo”.


No me diga usted gobernador que su administración ha sido distinta, después de los lamentables hechos de Tonalá, de Puerto Vallarta y Lagos de Moreno, o bien de los “levantones” en Zapopan, y una lista de etcéteras. 


Ahora con la nueva modalidad de reelección, habrá que verificar las propuestas que hicieron los que quieren buscar nuevamente su cargo, para ver si cumplieron a cabalidad durante su presente encargo. 


Todos sabemos que no es lo mismo ver, dice el dicho popular, “los toros desde la barrera”; Sin embargo, ante la corta memoria del electorado mexicano y en este caso específicamente, en Jalisco podrán venir las mismas propuestas recicladas de hace tres, seis, o hasta nueve años sin que éstas mismas hayan sido cumplidas porque la situación de los últimos nueve años sigue siendo la misma en diferentes rubros de la administración pública municipal, estatal o legislativa. 


La palabra congruencia, tiene que llevar un significado muy especial para el elector el próximo 6 de junio, pero también para quienes quieran representar nuestros intereses en las administraciones públicas. 


Estará en juego también la ética personal y política de quienes buscan aparecer en la boleta pero, sobre todo, la responsabilidad ciudadana para elegir a un buen representante, no al más guapo, no al más simpático, en esta ocasión, se tiene que ponderar la responsabilidad personal, Ética, política y moral y, sobre todo, la preparación de cada candidato para elegir bien, no podemos dejar en manos de cualquier interesado, las riendas de la administración pública. 


Cada espacio de expresión ciudadana para cuestionar a los candidatos debe de ser utilizado al máximo para poder conocer a fondo y en tampoco tiempo, las verdaderas intenciones de los que pelean en los distintos partidos como perros y gatos por la representación popular. 




Congruencia en el decir y en el actuar, propuestas congruentes y completas no solamente líneas discursivas.


Esperemos pues, revisar cuál es la verdadera altura de cada uno de los candidatos y sus partidos.

Fernando Dessavre
Twitter: @FerDessavre

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search