lunes, 8 de marzo de 2021

Presidente: no vaya a la valla

¡Vaya, vaya!... Andrés no quiere ir a la valla y no lo desea porque ni siquiera sabe por qué puso la valla... antes de que vaya ojalá haga un alto y vaya a la biblioteca y entienda que su valla no detiene a la historia ni mucho menos al pensamiento.





Y vaya qué hay datos históricos que son más sólidos que la valla metálica de Andrés.


Era plena Revolución Industrial, corría el año de 1857 y el día 8 de Marzo cerca de 20 mil mujeres autonombradas como las “Garment Workers” tomaron las calles de Nueva York exigiendo mejores condiciones laborales, igualdad de derechos con los hombres, reducción de jornadas y la desaparición del trabajo infantil, su grito de demanda fue: “Pan y Rosas”.


En 1909, específicamente el 28 de febrero en Chicago y Nueva York conmemoraron el Día de la Mujer, encabezado por Corinne Brown y Gertrude Breslaud-Hunt, reconocidas mujeres Socialistas de la Época.


Para 1910 en Copenhague, Dinamarca, se organizó la 2da Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, acudió un centenar de mujeres de al menos 17 países, nació así en Europa el Día Internacional de la Mujer Trabajadora .


El 25 de Marzo de 1911 una desgracia abonó la lucha laboral femenina, la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist también en Nueva York se incendió, en su interior murieron 146 personas, eran 123 mujeres y 23 hombres, la inmensa mayoría menores inmigrantes de edad de entre 14 y 23 años; en aquellos años era común que cerraran con candados puertas y ventanas, así evitaban robos pero en esta ocasión esa restricción causó la multitudinaria muerte.


En el año de 1917 Rusia entró en escena y empezó a conmemorar el Día de la Mujer en franca referencia a su Revolución Comunista. Desde 1922 se recuerda dicho Día en China. Para 1936, España adoptó recordar la causa femenina. 


El representativo color morado aparece en 1908 cuando las “Mujeres Sufragistas Inglesas” empiezan a utilizarlo en el Reino Unido, ahí mismo para 1960 y 70 las Mujeres Socialistas portan el color morado como signo de reivindicación y símbolo de la lucha feminista. 


Vaya qué hay historia que al parecer desconoce Andrés, referencias que obligadamente debería conocer el mandatario de México, país que hoy está habitado en su mayoría por Mujeres.


Así es que Presidente, mejor no vaya a la valla.


Ramiro Marmolejo Galindo

Twitter : @marmol_digital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search