lunes, 12 de abril de 2021

Bolitas y palitos

Dicen que el diseño “se filtró”, no me detendré en ello porque justamente eso quieren los señores de la distracción, que caigamos en otra cortina de hum , sea como sea, el diseño del supuesto Logotipo del Aeropuerto Felipe Ángeles llenó la redes sociales: hizo explotar la cabeza de miles, tal vez millones de mexicanos; ¡misión cumplida “magos” del odio!





Centraré mi atención en la composición elemental del diseño en cuestión, una oda al kíndergarden, pieza maestra en el juego del armado de imágenes que evocan a la imaginación, y es que la única manera de que este logotipo cobre vida  es con mucha imaginación.




Los que manejan el diseño de imágenes me van a entender la palabra , se trata de “una plasta”, es decir, un dibujo unidimensional que denota pobreza de la “a” a la “z”.




Seré un enfático, no se detenga usted a reírse del diseño supuestamente emanado de los cuarteles creativos de la 4T, se trata de una falta de respeto a la inteligencia del pueblo, ahí está el detalle diría el clásico, el diseño en sí no molesta, lo que enfada es su descarada intención de pretender que el pueblo mexicano no tenga “dos centímetros de frente” como para entender que se trata de un trabajo carente de calidad es cómo creer que los mexicanos no podemos diferenciar entre lo barato y lo profesional.




Eso es lo preocupante, que en Palacio Nacional de verdad creen que estamos en la década de los setenta del siglo pasado, ¡y no, claro que no! 

México ha evolucionado profesionalmente demasiado pero sobre todo forma parte de un mundo globalizado, los mexicanos de hoy cuentan con herramientas que lo incrustan en la modernidad, pero pareciera que los iluminados del Gobierno Imperial no conocen de esas herramientas, el supuesto logotipo así lo demuestra .




Nadie, mucho menos un Gobierno emanado del pueblo debe burlarse de la inteligencia de su gente, hoy jóvenes mexicanos dominan al derecho y al revés las bondades del diseño, de la comunicación, de la mercadotecnia, del mensaje, incluso del arte, lo que les permite entender que este pseudodiseño es un insulto .




Hablando de insultos, no menos importante e insultante resulta el hecho de que se incluya “un mamut”, un valle lleno de restos prehistóricos y vestigios prehispánicos fue depredado en el nombre de la modernidad representada por un aeropuerto que asemeja una central camionera, de los años setenta por cierto.




En resumen, lo discutible no es que se filtre un diseño de esta pobreza, lo lamentable es que, en caso de ser confirmado, los responsables de este dibujo parvuliano crean que el pueblo mexicano se seguirá “tragando” sin chistar su interminable lista de inocentadas, creyendo que México y los mexicanos vivimos en la barbarie e ignorancia total.




México no merece solo mejores diseños, ya no somos un país que reprobó la materia de “bolitas y palitos”, asignatura que aún debe el actual Gobierno de la 4T, lo que México merece es un Gobierno que por lo menos pretenda acercarse a la inteligencia de los mexicanos y no que nos vea como un montón de borregos que solo sabe balar.

Por: Ramiro Marmolejo Galindo .

Twitter: @marmol_digital

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search