sábado, 29 de mayo de 2021

Yo soy Agel

 Hola, soy el actor Agel. Tal vez me recuerden por cortos como De tripas un taco y por largometrajes como El amor del padre Crimeo, y por Diarios reparto en motocicleta y en estas elecciones del 6 de junio del 2021 voy a votar por el PRD.





Escribo mi postura política aquí y no lo hago en Tuirer, porque esa red es una trampa tremenda donde se nos hace creer que ahí se definen las cosas. Son 280 caracteres y no se puede argumentar en tan poco espacio. Ahí caben sólo frases cortas, slogans, memes y poco más. Es que, La mala educación nos lleva a creer que una postura política es tan simple como un mensaje de texto. 

Los gobiernos del pasado nos fallaron a los mexicanos. Y pues con Morena, El abuelo y yo, vendimos la noción de que el tiempo del cambio tenía que ser ahora mismo o no podría ser nunca más. Con ese mismo sentido de premura que muchos compramos, ahora se quiere implicar que la legalidad debe respetarse solamente cuando no estamos en la “emergencia” de “transformar” el país. Y, pues, nel. Así, el gobierno está violando Vidas privadas, la ley y la constitución. 

Es verdad, yo voté por ellos como si tuviera El ojo en la nuca y no me arrepiento porque lo hice con las mejores intenciones. Sin noticias de Dios, eran la única opción para cambiar la dinámica en la que estábamos metidos. Lo embrollado, es que ahora, ellos mismos nos están construyendo una narrativa para crear un poder inmoderado en un solo hombre, aduciendo que no hay oposición, que estamos desamparados y que esa es la única salida. Ahí está El punto sobre la i

La verdad, es que no necesitamos en este momento del sexenio una oposición que pueda hacernos un mejor país, no hay que ser tan frívolos. Esto no es Babel y eso no va a pasar y además, no es una elección de cambio de gobierno. Tenemos una elección intermedia para moderar al poder, para contener al gobierno al que le dimos nuestro voto de confianza y que ahora, A sal y fuego, quiere eludir la vigilancia de las legislaciones y de los ciudadanos. 

Lo peor que nos puede pasar, es que si ganan los del gobierno de Morena de nuevo, permitiremos una autocracia con apoyo militar; el inicio de una dictadura hegemónica de partido complejísima, Sin límites, sin control. En cambio, lo peor que puede pasar si votamos en contra, es que se vean obligados todos los políticos a sentarse a debatir y a negociar con las feministas, con los campesinos, con las comunidades y con las diferentes minorías Aquí en la tierra.

Yo que soy de izquierda, voy a votar por el PRD. Son genuinos luchadores sociales y van en dirección con mis creencias de no darle más poder al poder, para que no nos puedan joder. Así como voté por MALO en El pasado, ahora votaré por un contrapeso, porque el pueblo somos más que los políticos y porque no van a entender si no les echamos agua fría. 

Sí, estoy desilusionado con el gobierno. Yo esperaba mucho más. Pero tampoco se me avienten encima si no cambió nada. Esa es culpa del votado, no del votante. Culpa mía sería callar y repetir la fórmula que claramente no está funcionando. Pero no me hagan mucho caso, yo solo soy un actor, Agel, y quizás y con suerte, solo me recuerden por las películas Me tiré a tu jefaAmores lobosBruto y cursi y No mamut”. 

J.S. Zolliker

Twitter: @Zolliker

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search