jueves, 17 de junio de 2021

Invasión motorizada en dos ruedas

Cada día veo más motocicletas circulando en la ciudad, el número viene acompañado además de pasajeros y conductores que carecen de las medidas de seguridad necesarias: Casco, por ejemplo, el adecuado, el recomendado para la protección en caso de un accidente.





Sólo hay que revisar las estadísticas de este año contra el anterior, y no porque la pandemia haya sido factor de reducción de accidentes donde motociclistas han quedado heridos o fallecidos sobre el asfalto, sino en el mismo hecho que en este 2021 no hay día que no informemos de al menos 3 accidentes graves donde la motocicleta sea el factor de un análisis de seguridad.



Ejemplo claro, es ir circulando por las principales avenidas de la ciudad: López Mateos, Lázaro Cárdenas, Circunvalación, periférico, ahí te encuentras las motos de bajo cilindraje, en los carriles centrales, haciendo el zig-zag, en algo que es evidentemente flagrante para el propio reglamento de la vialidad, en algunas ocasiones la policía vial (cuando se le ve) actúa en consecuencia, y en la mayoría de las veces el chofer de la moto se declara inocente al desconocer la regla.



Otras motos, las de reparto, a gran velocidad buscan la manera de meterse, de ganar tiempo y distancia en menor tiempo; pilotos que Se juegan la vida por llevar un pedido en menos de 30 minutos y muchos, la mayoría sin seguridad social por ejemplo. 



Motocicletas aquí y allá, inseguridad a bordo con ladrones y otras con elementos de la fiscalía encubiertos, el azar si a quien tienes a un lado muchas veces juega de bueno o es el malo; las prácticas cada vez más comunes del cambio de placas de las motocicletas que están en el corralón y que se sobreponen a nuevas unidades para que circulen, operativos que descubren unidades robadas, remarcadas o con alguna irregularidad, plataformas que se observan llenas de motocicletas que terminan en los patios del Ijas y al tiempo en subastas para volver a las calles.



Adquirir una Moto no es difícil, ahora en tiendas departamentales y mueblerías se consiguen sin problema, cuando antes era en lugares especializados y con un rigor respecto a la documentación necesaria, por ejemplo la misma licencia especializada para conducir ese vehículo.



El artículo no pretende en ningún momento desacreditar a los Motociclistas responsables, al contrarioadmito que existen incluso quienes desde esa experiencia exigen a las autoridades el rigor de la ley porque ellos, están en regla tanto en su tema de seguridad como en la obediencia de portar el chaleco y la documentación en regla; son los que constantemente pelean sus derechos e invitan a que otros lo hagan, pero quienes no, se sienten dueños de las calles en toda la extensión de las mismas, desde los extremos hasta la misma mitad donde sin precaución causan daños a retrovisores o costados de los automóviles.



Carriles exclusivos del macrobus, o las ciclovias, muchas veces son invadidas por las motos, ganando tiempo, distancia como comentaba líneas arriba, la historia es la misma y por mucho la autoridad es corresponsable de que esto se permita, hay quienes advierten esto como un problema al que hay que acostumbrarnos y yo mientras espero la oportunidad para que los motociclistas, ciclistas, peatones y automovilistas convivan y hagan una sociedad más incluyente y en convivencia con los medios de transporte, algo  que no es una responsabilidad gubernamental y que merece ser tratado con el carácter y la empatía necesaria para lograrlo, pero eso de momento no sucede, todos tenemos prisa, mientras que vemos aquí y allá la invasión motorizada en dos ruedas.


Ramiro Escoto Ratkovich

Twitter: @Ramiro_Escoto

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search