jueves, 24 de junio de 2021

La rifa y la falta de discurso

¿No le parece que el Presidente tuvo una regresión justo al inicio de su mandato?, salvo que no existan de nuevo las llamadas mesas por la paz que se instalaron en varios puntos del país – porque no hay condiciones para que eso suceda- pareciera que el tiempo ha regresado como hace 3 años, con algunas variantes pero marca lo que se había dado en el principio de su administración.





Nuevamente la consulta de si hay que enjuiciar a los ex presidentes, cuando una y otra vez se ha dicho que es una pérdida de tiempo, que no procederá y que además costará millones de pesos, pero que es un buen distractor para recuperar en algo el discurso que, en campaña mantuvo contra sus adversarios, todos en su momento y que son sus antecesores.


El avión presidencial, que a falta de un nuevo discurso está lo más alejado posible del reflector, pues no hay respuesta ni de la venta que tanto dijo que estaba pactada con más de un interesado, como tampoco se habla del costo que implica tenerlo parado y que de por si se sigue pagando a costo Dólar mes a mes.



Pero a falta de rifa del avión, en esta ocasión, ya hay un Tianguis del Bienestar como lo mencionó en su discurso de presentación donde las clases populares podrán tener acceso a precios muy módicos la compra de varios artículos de necesidades básicas, además de que el 15 de Septiembre, en el sorteo magno de la Lotería Nacional se rifarán inmuebles incautados así como un palco en el estadio Azteca.



Varias encuestas en redes sociales sobre el impacto de esta nueva invitación a participar de esta invitación de compra de cachitos han arrojado como resultado una desconfianza respecto al resultado del mismo ejercicio hace ya casi un año, además de que el mismo sorteo tiene un grado de riesgo por lo que significa habitar una propiedad del narco, por ejemplo.


El presidente no puede criticar más a Calderón o a Ricardo Anaya, no tiene ya argumentos para hacerlo, de hecho hace tiempo los dejó a un lado, porque sabe que el impacto no tuvo un resultado de encontrar los culpables del pasado sin mostrar un verdadero cambio en el presente, por lo que ahora se dedica más a la polarización social, administrando el discurso de la clase media.


El presidente no habla de la investigación de Univisión sobre la compra de vacunas de CanSino, tampoco declara sobre su hermano Pío o su prima Felipa y sus negocios, mucho menos de que ahora su hijo es presunto socio inversionista en el equipo del Cruz Azul, no sabe tampoco cómo manejar el caso Ebrard y la Línea 12, sobre todo porque al cambio en la Función Pública sugiere que habrá efectos de investigaciones reales de corrupción, para tratar de corregir lo que en el pasado se mantuvo como discurso sin efecto: Pemex y el Huachicol, las factureras y la SHCP, los fideicomisos y sus responsables, entre otros.


Ya viene el temporal y sus consecuencias, sin el FONDEN pero con el discurso de que se decide inundar para ayudar primero a los pobres, también la delincuencia y sus ataques, 18 en un dia en Reynosa el pasado sábado y un discurso de lamento desde palacio Nacional y sin una estrategia para combatirla y evitarla, no cabe el discurso de acusarlos con la mamá o la abuelita, y tampoco la de los abrazos y no balazos.


México está en el ciclado de un gobierno que no presume logros y sólo hace una regresión a prácticas como si eso pudiera corregir tanto daño y retroceso en muchos aspectos del país… insisto, López Obrador era un excelente candidato pero deja mucho que desear como presidente.


Ramiro Escoto Ratkovich
Twitter: @Ramiro_Escoto

 

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search