martes, 1 de junio de 2021

¿Le entramos o no le entramos? (parte 1)

La fecha llegó. Día de tomar una decisión, si no es que ya la tomaste. 





El día de las elecciones federales, y en el caso de Jalisco, locales para renovar o reelegir diputados locales, y presidentes municipales, llegó, finalmente. Se acabó este muy vergonzoso proceso de campañas electorales.


​Lo que se dijo, se injurió, se mintió, se prometió, y se bravuconeó, ya quedó en la campaña. Es hora de elegir. Es el momento de ser responsables y ejercer nuestro derecho y deber como ciudadanos.


​Hay muchos ciudadanos, y me incluyo, que ya estamos hastiados de este proceso electoral. El más violento en la historia moderna de nuestro país. Candidatos asesinados, atentados contra otros candidatos, aspirantes ‘levantados’ por quién sabe quiénes (lo sabemos, pero no tenemos evidencia). Pero no todo queda en esa violencia física, y en algunos casos mortal. La peor violencia que hemos vivido en estas campañas electorales es la violencia política.



​Esa violencia dirigida desde el poder. La que ejerce el que aparece en la nómina como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Esa violencia que descalifica a los que no piensan y conciben el país como él. Esa violencia que polariza, que lanza la señal para que sus ejércitos de incondicionales ataquen a los críticos del gobierno, sean analistas, comunicadores, otros políticos, o ciudadanos comunes y corrientes.



​El C. Andrés Manuel López Obrador, violó, no en una, sino en múltiples ocasiones la ley durante este proceso electoral. Y no le bastó con ignorar los enérgicos llamados de la autoridad electoral para que respetara el marco jurídico vigente, sino que incluso los amedrentó, mencionando que enviará una reforma de ley para que los organismos autónomos se eliminen, y en el caso del INE, sus funciones no desaparezcan, pero que sean absorbidas no por el Ejecutivo Federal, sino por el Poder Judicial.



​Nuestro mandatario, no respeta la ley, no respeta a sus críticos, no respeta a las mujeres, no respeta los procesos electorales. No respeta a nadie. Esa, señores, es la peor violencia que hemos vivido. Nunca contribuyó a que existiera un clima de paz y armonía para llevar a cabo este proceso electoral, que, a mi parecer, ya está manchado en exceso.



​Te invito, a ti, a tu familia, a tus amigos, a tus compañeros de escuela, de trabajo, a que razonen bien su voto. No les diré por quién votar, o votar en contra de quién. Esa elección es tuya, y de nadie más. Lo que sí voy a decirte, es que ejerzas ese derecho. De los pocos que nos quedan en este país, que tanto ha cambiado en dos años. Y te recuerdo, que no todos los cambios son positivos. Hay algunos que son para retroceder.


​Razona en función de lo que es más conveniente para ti, para tu familia, para tu comunidad. Es fácil ir a votar pensando solamente en lo que es mejor para nosotros mismos, pero hay que ir un poco más allá y pensar en lo que le conviene a nuestra comunidad. Seamos empáticos, seamos solidarios, pero sobretodo, seamos analíticos, seamos críticos. Analicemos las campañas, las propuestas, aunque sean muy pobres. Analicemos las plataformas electorales. Analicemos qué partidos son las rémoras detrás del poder. Esos que solamente buscan mantener el registro para seguir recibiendo recursos económicos. Esos que salen de tus impuestos.


​Vota, pero vota bien. Vota por perfiles con propuestas. Vota por aquellos que no tienen manchas en sus antecedentes. Vota por aquellos de los que no se sospecha que son corruptos o criminales. Vota por aquellos que saben qué funciones y obligaciones tiene el puesto de elección popular para el que se postularon.

​Vota. Es tu derecho. Es tu elección.







Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search