jueves, 13 de enero de 2022

La Salud de un gabinete

En esta nueva ola por contagios de Covid 19 en su variante Omicrón, las secuelas ya se resienten en el manejo de la salud pública en México. Mientras Hugo López Gatell presumía en la mañanera una y otra vez las bajas incidencias en infectados, la información internacional amenazaba a México con llegar con un tsunami que, si bien era imposible de detener, si se podía informar a tiempo, o al menos mitigar los resultados que hoy han superado en 24 horas el número de contagios desde que inició esta pandemia. en Diciembre de 2021 cuando apenas 13 casos de la nueva variante habían sido confirmados en territorio nacional, el subsecretario de salud, tajante y retador ante la prensa dijo que los casos ya no se contarían porque evidentemente esa variante tendría consigo más infectados, lo que desde entonces algunos estados y muy escuetos advierten de un posible conteo en donde ómicron pudiera ser determinante en los casos registrados.



 


El Gobierno federal mientras esto sucede omite hablar del tema, y para muestra el propio López-Gatell envía un mensaje peligroso y osado: quien tenga síntomas que se quede en casa y no salga a realizarse pruebas”  es decir, que con esta indicación pone en riesgo la cifra que tanto se oculta y que extraoficialmente nos coloca como el pais con el peor manejo de la pandemia, escuchando también las voces que aseguran que el sector salud no cuenta con suficientes pruebas para la demanda que en este momento existe para conocer los positivos y darles atención.

 

Mientras tanto, el presidente, no se pierde de ser el protagonista de la mañanera, un día después de calificar su síntoma como una gripa, apareció en su escritorio, de traje y sin cubre bocas, además de una taza que pudiera tener café o té y una pistola que mide la temperatura, elementos que manejan un metamensaje claro: me estoy cuidando, estoy trabajando pero… sin cubre bocas, porque el no lo necesita. aunque el meme que circula ya como elemento visual y viral entre el detente” y el covid, advierte que hasta el momento el virus lleva una ventaja al discurso de 2-0, dejando entrever también aquella frase que hiciera famosa: a los mentirosos y corruptos les da el sarsco-V2.

 

Aunado al tema del contagio del presidente, no es menor el de sus cercanos, con quienes se reúnen y con quienes advierte que el uso del cubre bocas no es necesario, y quien lo porte tendrá que despojárselo, porque al menos en las fotos deben estar en sintonía” con la narrativa y hacer lo contrario es como evidenciar que desde el principio estaban equivocados.

 

Diputados federales, senadores, diputados locales, secretarios, la farándula y el ciudadano común están ya en la estadística de contagiados, y el tema, aun que se dice es de permanencia en casa para recuperación, no descarta de un momento a otro tener ocupaciones en hospitales derivadas a complicaciones en los no vacunados, que siguen siendo muchos, aunado a lo que ya está provocando al IMSS y su puesta en marcha del permiso por contagio 3.0 que recién operó el pasado martes y que recibe miles de solicitudes por hora.

 

Así México está enfrentando una de las crisis más fuertes de salud, entre la omisión, el oscurantismo y la negación de una realidad que ya podemos palpar desde hace dias a nivel nacional y en donde el discurso es que la variante es más contagiosa pero menos mortal, y que no describe que también produce secuelas por tratarse de su propio origen el Covid 19. 


Ramiro Escoto

Twitter: @Ramiro_Escoto

 

Publicar un comentario

Whatsapp Button works on Mobile Device only

Start typing and press Enter to search